Mujer kamikaze realizó ataque con carro bomba en gran vía de Kabul

 19 septiembre, 2012
 Investigadores afganos revisaban ayer los restos del vehículo utilizado por una mujer para perpetrar un atentado en una importante vía de Kabul. | AP
Investigadores afganos revisaban ayer los restos del vehículo utilizado por una mujer para perpetrar un atentado en una importante vía de Kabul. | AP

Kabul. AFP. Por lo menos 12 personas murieron ayer en un atentado suicida perpetrado por una mujer en Kabul, en represalia por la difusión de un filme islamófobo realizado en Estados Unidos , mientras que la Justicia egipcia enjuició a algunos de los presuntos productores de esta película.

Una mujer kamikaze perpetró este ataque con carro bomba ayer temprano, en la mañana, en la larga avenida que lleva hasta el aeropuerto de la capital afgana, según el grupo rebelde Hezb-i-Islami, que reivindicó el atentado.

“La bomba la llevaba una mujer llamada Fátima. El ataque fue en represalia por el insulto a nuestro profeta”, dijo por teléfono Zubair Sidiki, portavoz de Hezb-i-Islami, segundo grupo insurgente más importante de Afganistán tras el Régimen Talibán.

Hezb-i-Islami afirmó haber perpetrado este atentado en respuesta a la difusión de la película. Innocence of Muslims ( La inocencia de los musulmanes ) se refiere a la vida de Mahoma, del que se burla, toca temas como la homosexualidad y la pedofilia y presenta a los musulmanes como inmorales y gratuitamente violentos.

Ocho de los 12 muertos son sudafricanos que trabajaban para una compañía de aviación privada, informó Nelson Kgwete, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Sudáfrica.

Este ataque es el segundo en Kabul en diez días, pero el primero ligado a la difusión del filme antiislámico. El 8 de setiembre, un adolescente se hizo estallar cerca del cuartel general de la ISAF, la fuerza de la OTAN en Afganistán, con un saldo de cinco muertos y seis heridos, incluyendo a varios niños.

Además, también ayer, se produjeron nuevos enfrentamientos entre policía y cientos de estudiantes afganos que quemaron fotografías del presidente estadounidense, Barack Obama, y gritaron “Muerte a Estados Unidos”, durante una manifestación en Kunduz (norte).

Proceso en Egipto. En El Cairo, la Fiscalía General de Egipto enjuició ayer a siete coptos egipcios que viven en EE. UU., por considerar que participaron en la producción o la distribución de la película.

Los siete coptos han sido acusados de “insultar la religión musulmana, insultar al profeta e incitar a conflictos sectarios”. No se indicó la fecha prevista para el juicio.

Por otra parte, nuevas manifestaciones antiestadounidenses tuvieron lugar ayer en las principales ciudades de Pakistán, en particular en Peshawar, donde la policía usó gases para dispersar a unos 2.000 manifestantes frente al Consulado de EE. UU.

En Cachemira, hubo choques entre manifestantes y la policía, cuando impidió a unas 300 personas llegar hasta la oficina local de las Naciones Unidas en Srinagar, capital de este estado indio.

India, donde viven unos 150 millones de musulmanes, calificó de “insultante” este filme. En Tailandia cientos de personas se manifestaron ayer delante de la embajada de EUA en Bangkok.