Ocho de los atacantes figuran entre las víctimas

 13 noviembre, 2015

París

Una oleada de ataques coordinados dejó al menos 127 muertos este viernes en París, ensangrentada por una matanza al grito de "Alá Akbar" durante un concierto de rock, por un atentado suicida cerca del Estadio de Francia y por tiroteos en bares y restaurantes céntricos, confirmó la Procuraduría de ese país.

Además, estos atentados, cometidos casi simultáneamente a eso de las 9:20 p. m., hora local, causaron 300 heridos, 80 de ellos en estado muy graves y 177 en estado "relativamente grave".

En ellos murieron ocho atacantes y, según el Fiscal de París, François Molins, podría haber cómplices o coautores de los mismos que andan todavía sueltos.

Al menos 82 personas perdieron la vida en la conocida sala de conciertos Bataclan, abarrotada por unos 1.500 espectadores cuando irrumpieron los asaltantes en pleno concierto del grupo estadounidense Eagles of Death Metal.

El presidente francés, François Hollande, reunió este sábado en un Consejo de Defensa a varios miembros de su Gobierno para analizar la oleada de atentados, evaluar la situación y ajustar el dispositivo excepcional puesto en marcha en las últimas horas.

En esta reunión, realizada a las 9 a. m., hora loca, Hollande convocó a el primer ministro, Manuel Valls, y los titulares de Interior, Bernard Cazeneuve; Defensa, Jean-Yves Le Drian; Justicia, Christiane Taubira; Sanidad, Marisol Touraine y Ecología, Ségolène Royal.

Este viernes, el jefe de Estado convocó un Consejo de Ministros extraordinario que tomó dos medidas: la declaración del estado deemergencia en todo el territorio de la Francia metropolitana y el restablecimiento de los controles en las fronteras.

infografia
En total, las autoridades reportaron balaceras y explosiones en al menos seis puntos. Dos de esas explosiones se escucharon cerca del estadio Stade de France (donde se jugaba un partido amistoso entre Francia y Alemania).

Un reportero de AP en el estadio escuchó dos explosiones lo suficientemente fuertes para opacar el ruido de los aficionados. Se escucharon sirenas inmediatamente después y un helicóptero sobrevoló el lugar.

El Stade de France fue cerrado y los espectadores que asistieron al amistoso Francia-Alemania (que se realizaba en ese momento) saldrán por tres puertas, según anunció la megafonía y las pantallas gigantes del recinto.

Durante el primer tiempo del partido amistoso entre las selecciones de Francia y Alemania el viernes, dos explosiones se escucharon cerca. La primera, alrededor de las 9:20 de la noche, fue un estallido corto y seco.

"Los escuchamos, pero pensamos que se trataba de artefactos caseros o juegos pirotécnicos", comentó el fanático Frederic Lavergne a la AP mientras salía del estadio. "En ese momento no teníamos idea de lo que era ", agregó.

El siguiente " estallido" se escuchó pocos minutos después, y se oyó claramente mientras se abría paso en el aire helado.

El ruido dentro del estadio era poco en ese momento, dado que el partido ofrecía pocas emociones, y el sonido de las sirenas afuera era fuerte, al igual que el de las hélices de los helicópteros de la policía que sobrevolaban la zona.

Para el final del partido, que Francia ganó 2-0, el ambiente era de silencio sombrío, mientras las noticias se filtraban por medio de teléfonos móviles y las redes sociales informaban de la matanza.

"Preferimos permanecer en la cancha; ahí era donde nos sentíamos más seguros. Se nos dificultaba entender las explicaciones dadas en el estadio", declaró Lavergne.

Algunos miles de espectadores bajaron al césped para esperar indicaciones.

infografia
Al menos una de las explosiones habría sido provocada por un kamikaze, indicaron fuentes policiales cercanas a la investigación.

Otro testigo explicó a la emisora France Info que uno de los atacantes gritó Alá Akbar" ("Dios es grande) antes de abrir fuego. "Les oía cargar (...) seguían disparando contra la gente (...) pasamos por encima de los cuerpos, es una pesadilla", agregó con voz quebrada por el llanto.

Los presuntos autores del ataque justificaron sus acciones por la intervención francesa en Siria, relató un testigo a la agencia de noticias AFP.

"Les he oído decir claramente a los rehenes: 'La culpa es de Hollande, la culpa es de vuestro presidente, no tiene por qué intervenir en Siria. Hablaron también de Irak", declaró Pierre Janaszak, de 35 años, que estaba en el Bataclan.

"Un hombre se hizo estallar con un cinturón de explosivos" en una calle cercana al estadio, dijo a la AFP una de esas fuentes.

Escenario del ataque. La Sala de Bacatlan, un teatro con aire de pagoda china erigido en 1864 en el corazón de París, se recordará ya siempre como el escenario del peor ataque terrorista de la historia de Francia, cuando las ráfagas de balas silenciaron los acordes del rock californiano de Eagles of Death Metal.

Desde Lou Reed, John Cale, Alain Bashung, Téléphone, Prince a Buffalo Bill, en su reciente historia rockera, o Mercadier, Fragson, Aristide Bruant, Paul Delmet y Fursy muchas décadas antes, en un enclave en el que se han vendido entradas para ballets, operetas, espectáculos de variedades o representaciones cómicas durante más de un siglo.

En 1932 se transformó en un cine y en 1952 se tuvo que adaptar su arquitectura a las exigencias de las grandes salas cinematográficas, limitando su aforo a 1.900 personas.

Bataclan dejó de ser un cine en 1969 y reabrió sus puertas de nuevo como sala de espectáculos en 1971, esta vez con una clara predilección por el rock, en una zona privilegiada para que los espectadores desembocaran en bares y terrazas después de los conciertos de cantantes como Jeff Buckley o grupos como Oasis.

Cierre de fronteras. El presidente francés, François Hollande, integró una célula de crisis en el Ministerio del Interior tras los ataques y luego anunció que el Consejo de Ministros va a aprobar el estado de urgencia en todo el territorio francés y el cierre de las fronteras del país ante los "atentados terroristas sin precedentes" que sufre París.

En una declaración televisada, Hollande dijo que hay "decenas de muertos" y un gran número de heridos por los ataques terroristas "en curso".

"Es un horror. Se trata de unos ataques terroristas sin precedentes que están en curso", dijo Hollande, al borde de las lágrimas y profundamente emocionado.

infografia
Según los medios franceses, este estado no se decretaba hace una década.

Además, el presidente también pidió que se cierren las fronteras para evitar la fuga de los autores de los crímenes.

Londres y Roma también declararon alertas.

Terrorismo. Estos ataques ocurren diez meses después de los atentados yihadistas de enero contra el semanario satírico Charlie Hebdo y un supermercado kósher en París, que causaron 17 muertos, y a los que siguieron otros ataques o tentativas de ataques.

El último ocurrió el 21 de agosto en un tren de gran velocidad Thalys entre Bruselas y París.

Ahí unos pasajeros evitaron la masacre, entre ellos militares estadounidenses que estaban de de vacanciones, quienes controlaron un atacante armado con una kalashnikov y una pistola.

Dos personas resultaron heridas. El atacante, Ayoub El Khazzani, joven marroquí señaló a los servicios de inteligencia como islamista radical, fue detenido.

Francia participa desde hace dos años en la coalición anti Estado Islámico en Irak pero empezó a bombardear al grupo yihadista en octubre.

El 5 de noviembre anunció que iba a desplegar de nuevo en diciembre su portaaviones "Charles de Gaulle" en el Golfo, una decisión que siguió al anuncio estadounidense de una próxima intensificación de los bombardeos en Siria.

infografia
En este contexto de "amenaza terrorista", París había decidido restablecer a partir de este viernes y durante un mes, los controles en las fronteras, con motivo de la conferencia de la ONU sobre el clima (COP21) que se celebrará del 30 de noviembre al 11 de diciembre en París.

Francia ha experimentado varios ataques de menor escala o intentos de ataque desde entonces, incluido un incidente en agosto a bordo de un tren bala en el que pasajeros estadounidenses sometieron a un hombre armado que trató de atacar a los pasajeros. Información en desarrollo

Etiquetado como: