Homicidios abren sospechas de que conflicto en Turquía salpica a franceses

 11 enero, 2013

París. AFP, AP y EFE. Tres activistas kurdas fueron asesinadas de disparos en la cabeza en pleno centro de París –un hecho que las autoridades calificaron de “ejecución”–, lo cual provocó conjeturas de que un largo conflicto armado entre los insurgentes de ese grupo minoritario y el Gobierno de Turquía ha llegado a Francia.

Los asesinatos ocurrieron mientras Turquía sostiene conversaciones de paz con el Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) que reclama un territorio autónomo en el sudeste del país.

El primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, afirmó que su país estaba determinado a continuar con las negociaciones pese a lo ocurrido en París, que según insinuó podría haber sido el resultado de luchas internas o de un sabotaje al diálogo.

El PKK tiene antecedentes de asesinatos a causa de pugnas internas, pero asimismo muchos activistas y milicianos kurdos han sido víctimas de asesinatos, de los que se responsabilizó a las fuerzas del Gobierno turco en la década de 1990.

El presidente francés, François Hollande, calificó de “horrible” el crimen y afirmó que conocía a una de las víctimas.

La Policía trataba de contener a cientos de kurdos que se congregaron en las calles adyacentes al edificio situado en el este de París, donde fueron hallados los cadáveres. Muchos de ellos culpaban a Turquía y calificaron las muertes de “crímenes políticos”.

Un portavoz del PKK declaró que su movimiento no haría ninguna declaración hasta que la investigación de la Policía francesa haya terminado. La Fiscalía de París encargó la investigación a la Sección Antiterrorista de la Policía Judicial.

En Francia, radican alrededor de 150.000 kurdos, casi el 90% originarios de Turquía.

Etiquetado como: