Por: Jessica Rojas Ch. 8 mayo, 2012

Odalys Nájera

Comisión nacional para prevención de tortura

¿Cuánto ha avanzado en Estado hondureño en suprimir la tortura de sus prácticas policiales y penitenciarias?

Muy poco, poquísimo diría yo. Quizás el avance más tangible que podemos percibir es la creación del mecanismo nacional de prevención contra la tortura. Fuera de esto, el resto de las recomendaciones que la ONU hizo hace más de un año, todavía están en la lista de espera. El Estado hondureño está en deuda en erradicar la tortura y los malos tratos.

¿Qué prácticas son habituales en los cuarteles policiales?

Arbitrariedades físicas, violaciones al debido proceso judicial y administrativo. Si bien es cierto que erradicar la tortura requiere de cambios estructurales que requieren presupuesto, no es menos cierto que hay otros cambios que con un poco de voluntad política de las autoridades, perfectamente podrían mejorar bastante las condiciones de los privados de libertad.

El presupuesto de alimentación para los reclusos es bajo'

Efectivamente, el presupuesto de alimentación para los privados de libertad es de solo 13 lempiras que es equivalente a $0,66, una cantidad totalmente insuficiente, pero lo más grave es que en los centro penales en donde hay granjas y se producen alimentos, esos alimentos no quedan para alimentar a los reclusos, sino que se envía a otros sitios.

Etiquetado como: