brasileño

 27 agosto, 2014

Río de Janeiro. EFE El empresario brasileño Antonio Ermirio de Moraes, presidente honorífico del poderoso conglomerado trasnacional Grupo Votorantim y uno de los más influyentes hombres de negocios de Brasil, murió el domingo a los 86 años por una insuficiencia cardíaca, informaron portavoces de su empresa.

De Moraes, un ingeniero metalúrgico que por muchos años comandó el grupo empresarial fundado por su familia y hoy está presente en 20 países, intentó entrar en la política en 1986, cuando aspiró sin éxito a ser elegido gobernador del estado de Sao Paulo por la Unión Liberal Laborista Social.

Su interés por los problemas del país lo inspiraron a escribir y producir tres obras de teatro, en las que abordó asuntos sociales, y que le hicieron merecedor, junto con otras obras, de una silla en la Academia Paulista de Letras.

Tras especializarse en la Colorado School of Mines, en Estados Unidos, el empresario nacido en São Paulo en 1928 inició su carrera en el Grupo Votorantim en 1949 y fue el responsable por la instalación de la Companhia Brasileira de Aluminio, inaugurada en 1955.

Durante muchos años comandó el conglomerado familiar, centrado principalmente en el sector del cemento aunque también trabaja en otros como el metalúrgico, químico, siderúrgico y bancario.