Violentos disturbios en la capital dejaron un policía muerto y 255 detenidos

 13 septiembre, 2012
 Policías y manifestantes chocaron la noche del martes en varios puntos de la periferia de Santiago. 83 de los detenidos eran menores de edad. | AFP
Policías y manifestantes chocaron la noche del martes en varios puntos de la periferia de Santiago. 83 de los detenidos eran menores de edad. | AFP

Santiago. AFP. Un nuevo aniversario del golpe de Estado que instaló la dictadura de Augusto Pinochet volvió a acabar en una violenta noche de disturbios que dejaron como resultado un policía muerto y 255 detenidos, en una tradición que muestra la frustración y descontento de la sociedad chilena.

El policía Cristián Martínez murió la madrugada de ayer por un disparo en el tórax mientras resguardaba un local comercial que intentaba ser saqueado en la población de Parinacota, en el norte de Santiago, cuyos habitantes se enfrentaron a tiros con los agentes.

En esta población como en otras de la periferia de Santiago, manifestantes levantaron barricadas incendiarias, saquearon locales comerciales y se enfrentaron a balazos con la policía, que en gran número resguardó la ciudad durante toda la noche.

En los disturbios fueron quemados parcialmente cinco buses del transporte público y cuatro vehículos particulares. Hubo ataques también a los cables del tendido eléctrico, que dejaron gran parte de la ciudad a oscuras.

La violenta noche se saldó en total con un policía muerto y otros 20 heridos, un niño baleado y 255 detenidos, de los cuales 83 son menores de edad, según el último balance entregado por la Policía.

Como precaución y prueba de que el 11 de setiembre no es un día normal en Chile, las jornadas laborales se acortan para que los trabajadores puedan llegar temprano a casa y evitar las barricadas y los enfrentamientos. El comercio cierra sus puertas al atardecer y colegios y universidades suspenden sus actividades o cierran más temprano.

Más temprano grupos de izquierda rindieron homenaje al presidente Salvador Allende, quien murió en medio del alzamiento militar, y a las más de 3.000 víctimas que dejó la dictadura.

Etiquetado como: