El acuerdo, alcanzado gracias a la mediación del primer cardenal haitiano Chibly Langlois, prevé la organización de las elecciones de 20 senadores, un centenar de diputados y legisladores locales

 18 marzo, 2014
Un soldado brasileño de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití patrulla la barriada Soleil de Puerto Príncipe.
Un soldado brasileño de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití patrulla la barriada Soleil de Puerto Príncipe.

Puerto Príncipe

Los actores políticos haitianos acordaron celebrar las elecciones legislativas y municipales el 26 de octubre, con un retraso de más de dos años, tras reunirse en un diálogo propuesto por la conferencia episcopal de la Iglesia Católica.

El acuerdo, alcanzado gracias a la mediación del primer cardenal haitiano Chibly Langlois, prevé la organización de las elecciones de 20 senadores, un centenar de diputados y legisladores locales.

Según los términos del acuerdo, los partidos pactaron también el establecimiento de un gobierno de apertura capaz de inspirar confianza y de crear las condiciones necesarias para realizar elecciones libres, honestas y democráticas.

El gobierno del primer ministro Laurent Lamothe tiene un plazo de diez días para abrir el gabinete ministerial a los partidos políticos signatarios del acuerdo.

El pacto, que debería permitir a Haití salir de la crisis política generada por la postergación de las elecciones legislativas y municipales previstas para 2011, no consiguió la aprobación de los principales partidos de la oposición, entre los cuales los del expresidente Jean-Bertrand Aristide, de Fanmi Lavalas, y del partido socialdemócrata La Fusión.

La coalición de partidos y organizaciones políticas MOPOD (Movimiento de Oposición Democrática), que lidera la excandidata a la presidencia Myrlande Manigat, sigue reclamando la dimisión del presidente Michel Martelly y la realización de elecciones generales antes de fin de 2014.

Etiquetado como: