3 noviembre, 2016

Roma

Al menos 110 migrantes murieron o están desaparecidos tras un nuevo naufragio el miércoles frente a las costas de Libia, y se teme que varios más pudieron perecer en otro hundimiento, según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

"El bote transportaba a 140 migrantes y se hundió pocas horas después de salir de Libia. Solo 29 pudieron ser salvados por los socorristas", informó este jueves Carlotta Sami, una de las portavoces del Acnur en Roma.

Más de 4.000 personas han muerto este año intentando cruzar el Mediterráneo para llegar a Europa

El navío noruego Siem Pilot fue el primero en llegar al lugar, a unas 20 millas náuticas (37 kilómetros) de Libia, y rescató a los supervivientes --muchos de ellos en estado grave, tras pasar varias horas en el agua--, además de recuperar 12 cadáveres.

Los rescatados fueron transferidos a la isla de Lampedusa por la guardia costera italiana.

Según el relato de dos sobrevivientes al Acnur, podría haberse producido un segundo naufragio con 125 desaparecidos el mismo miércoles, aunque esta versión no la confirmaron los guardacostas, quienes coordinan las operaciones de socorro.

Las dos mujeres "dijeron que se hallaban a bordo de un bote neumático defectuoso y que se hundió en cuanto empezaron a navegar", indicó Sami. "Ambas dicen ser las únicas supervivientes".

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM), que citó estos testimonios, eleva el número de fallecido a 240.

"No hemos hecho lo suficiente para evitar estas tragedias" aseguró Flavio di Giacomo, portavoz de la OIM en Italia.

Interrogados por la AFP, los guardacostas italianos dijeron desconocer este segundo naufragio y el rescate de esas dos mujeres.

Travesía trágica. Más de 4.000 hombres, mujeres y niños han muerto este año en el mar Mediterráneo, cuando intentaban llegar a las costas europeas, según datos de los organismos internacionales.

El proceso de rescate de supervivientes suele ser caótico, con refugiados a menudo confusos, enfermos o exhaustos tras haber pasado largos períodos en una Libia hundida en la crisis. Los supervivientes suelen ser incapaces de precisar cuántas personas había a bordo de los barcos naufragados o dar otras indicaciones sobre sus travesías.

Por otra parte, un fotógrafo de la AFP a bordo de una lancha, el Topaz Reponder, alquilada por el Moas, la asociación maltesa de ayuda a inmigrantes, afirmó que al menos dos operaciones de rescate de 180 migrantes se produjeron este jueves en el Mediterráneo.

"Antes del amanecer, avistamos una lancha de migrantes (...)", expresó el fotógrafo Andreas Solaro y precisó que 31 personas --28 hombres y tres mujeres-- fueron rescatados.

En otra operación de rescate, 147 personas de Eritrea, Ghana, Sudan, Mali y Sierra Leona fueron puestos a salvo.

"La tripulación (del Responder) les gritaba que permanecieran sentados y en calma", relató el fotógrafo.

Octubre ha sido el mes con mayor número de llegadas de migrantes a Italia en los últimos años --con 27.000 personas--. Los intentos de arribar a las costas europeas a través del mar no se han reducido pese a que las condiciones meteorológicas han empeorado en el Mediterráneo.