Los manifestantes se habían concentrado en las inmediaciones de uno de los principales bancos del país, en rechazo a la detención del alcalde de San Cristóbal en Táchira, Daniel Ceballos, y el de San Diego en Valencia, Vicencio Scarano

 20 marzo, 2014
Los activistas anti-gubernamentales se enfrentan a la Policía Nacional durante una protesta este jueves en Caracas.
Los activistas anti-gubernamentales se enfrentan a la Policía Nacional durante una protesta este jueves en Caracas.

Caracas

Agentes de la policía antimotines dispersaron este jueves con gases lacrimógenos y carros lanza agua una manifestación de miles de personas en Caracas que rechazaban el arresto de dos alcaldes de la oposición.

Los manifestantes se habían concentrado en las inmediaciones de uno de los principales bancos del país, al este de la ciudad, en rechazo a la detención la víspera del alcalde de San Cristóbal en Táchira, Daniel Ceballos, y el de San Diego en Valencia, Vicencio Scarano.

Posteriormente, jóvenes montaron barricadas y se apostaron debajo del Puente de las Mercedes, cercano al lugar de concentración. Algunos, en su mayoría estudiantes, arrojaron objetos a los uniformados.

Scarano en tanto, fue condenado a 10 meses y 15 días de prisión por desacatar la orden del gobierno nacional de desalojar las barricadas en su localidad.

Los arrestos se dan en el marco de una ofensiva del gobierno de Nicolás Maduro, para obligar a los alcaldes díscolos a evitar el cierre de vías durante las protestas que desde hace un mes generan duros enfrentamientos en Venezuela.

"Los jueces que emitieron la orden en San Cristóbal están reunidos decidiendo si lo trasladan o lo dejan en Caracas", dijo Ronni Pavolini, el asistente de Ceballos.

Ceballos fue detenido pocas horas después de fuertes disturbios que dejaron, según testigos, más de una docena de heridos en la localidad de Rubio, también en Táchira.

El ministro de Relaciones Interiores, mayor general Miguel Rodríguez Torres, dijo que Ceballos enfrentaría cargos por los presuntos delitos de "rebelión civil y agavillamiento", que implica el concurso de varias personas para cometer un delito.

Durante las protestas Ceballos había sido muy franco en sus críticas a la represión de las fuerzas de seguridad en su localidad, que además de ser un bastión de la oposición fue el germen de las manifestaciones que se han multiplicado por toda Venezuela.

Paralelamente, el Tribunal Supremo de Justicia dictaminó el miércoles el encarcelamiento y destitución de Scarano por desacatar una medida cautelar para impedir las "guarimbas", como se llama aquí a las barricadas.

El director de la policía de esa localidad, Salvatore Lucchese Scaletta, también fue llamado en desacato.

Ambos fueron condenados a cumplir 10 meses y 15 días de prisión.

Etiquetado como: