Silvio Berlusconi está acusado de haber inflado artificialmente el precio de los derechos de difusión de películas, compradas por sociedades pantalla que le pertenecían

 1 marzo, 2013

Roma (AFP). Silvio Berlusconi proclamó hoy su inocencia ante el tribunal de apelación de Milán (norte) en el proceso Mediaset, en el que el exjefe de gobierno está acusado de fraude fiscal.

"Soy totalmente ajeno a los hechos que se me reprochan", declaró Berlusconi ante el tribunal, condenado el 26 de octubre en primera instancia a cuatro años de prisión, inmediatamente reducidos a un año en virtud de una ley de amnistía.

Silvio Berlusconi está acusado de haber inflado artificialmente el precio de los derechos de difusión de películas, compradas por sociedades pantalla que le pertenecían, durante la reventa a su imperio audiovisual Mediaset.

El grupo habría constituido así "cajas negras" en el extranjero y reducido sus beneficios en Italia para pagar menos impuestos.

"Durante el período 2002/2003, yo era presidente del Consejo (gobierno) y jamás me ocupé de los derechos de difusión", se defendió Berlusconi.

"En lugar de recibir una medalla de oro de parte del Estado por haber dado trabajo a 56.000 personas, he sido condenado a cuatro años de prisión", se lamentó.

El veredicto del caso Mediaset se conocerá el 23 de marzo.

Etiquetado como: