Organización ambientalista que ha tachado de ilegal el encarcelamiento de sus activistas interpuso este jueves un recurso contra la detención preventiva por dos meses de los tripulantes

 3 octubre, 2013
Rusia acusa formalmente de piratería a los activistas de Greenpeace
Rusia acusa formalmente de piratería a los activistas de Greenpeace

Moscú

Los 30 tripulantes del rompehielos Arctic Sunrise de Greenpeace acusados de piratería por la justicia rusa se niegan a declarar, informó este jueves el Comité de Instrucción de Rusia (CIR).

"Los acusados no reconocen su culpa y actualmente se niegan a prestar testimonio", señaló un portavoz del CIR a la agencia Interfax.

El comité confirmó que todos los tripulantes del buque capturado en el de Marzo de Bárents el pasado 19 de marzo y remolcado hasta el puerto de Múrmansk han sido ya acusados de piratería, en virtud del artículo 227 del código penal que castiga ese delito con 15 años de prisión.

El Tribunal Léninski de Múrmansk presentó ayer y hoy cargos formales contra los tripulantes por intentar encadenarse a la plataforma petrolífera flotante Prirazlómnaya del gigante energético ruso Gazprom.

Los tripulantes proceden de Rusia, Estados Unidos, Argentina, el Reino Unido, Canadá, Italia, Ucrania, Nueva Zelanda, Holanda, Dinamarca, Australia, Brasil, República Checa, Polonia, Turquía, Finlandia, Suecia y Francia.

Greenpeace, que ha tachado de ilegal el encarcelamiento de sus activistas y de absurdas las acusaciones de piratería, interpuso hoy un recurso contra la detención preventiva por dos meses de los tripulantes del buque que protestaban contra la explotación del Ártico.

El presidente del Consejo de Derechos Humanos adjunto al Kremlin, Mijaíl Fedótov, tachó hoy de infundadas las acusaciones de piratería presentadas contra los tripulantes del Arctic Sunrise.

Gazprom, que explota gas y petróleo, espera convertirse gracias a este yacimiento en la primera compañía que comercializa crudo extraído del Ártico.

Etiquetado como: