19 noviembre, 2016
Cuadrillas de rescatistas buscan sobrevivientes entre los restos de 14 vagones de un tren nocturno que se descarriló en la madrugada cerca del pueblo de Pukhrayan, en el estado de Uttar Pradesh, en India.
Cuadrillas de rescatistas buscan sobrevivientes entre los restos de 14 vagones de un tren nocturno que se descarriló en la madrugada cerca del pueblo de Pukhrayan, en el estado de Uttar Pradesh, en India.

Lucknow, India.

Al menos 142 personas murieron en el norte de India cuando un tren descarriló en la madrugada del domingo, en el peor accidente ferroviario en el país desde 2010.

Los 14 vagones del tren exprés Patna-Indore se salieron de las vías cerca de la ciudad de Kanpur, en el Estado de Uttar Pradesh (norte), cuando la mayoría de pasajeros dormía.

"El balance alcanzó los 142 muertos. Al menos 200 personas resultaron heridas", declaró Zaki Ahmad, funcionario de la policía de la región de Kanpur.

El balance anterior era de más de 120 muertos y 150 heridos, según Daljit Singh Chawdhary, responsable de policía de Uttar Pradesh.

Se trata del accidente más mortífero desde la colisión de un tren con un convoy de carga en Bengala Occidental (este de India) en 2010 que dejó 146 muertos y más de 200 heridos.

India es un país con una gran red ferroviaria, pero vieja e insegura. Las operaciones de rescate continuaban para tratar de hallar supervivientes o cuerpos entre la carcasa del tren.

Esfuerzo de socorristas. La televisión mostraba imágenes de un convoy inclinado hacia un lado, con algunos vagones prácticamente aplastados.

Los socorristas intentaban abrir con sopletes boquetes en los vagones de metal.

Todos los hospitales de la región fueron puestos en alerta. Unas 30 ambulancias fueron movilizadas para transportar a los heridos.

En Indora, ciudad del centro del país de donde había salido el tren, decenas de familiares de pasajeros esperaban ansiosos noticias de sus parientes.

El accidente se reportó cerca de Kanpur.
El accidente se reportó cerca de Kanpur.

El primer ministro indio, el nacionalista hindú Narendra Modi, expresó en Twitter su "gran tristeza" frente a esta tragedia. "Angustiado más allá de las palabras por la pérdida de vidas debido al descarrilamiento en el expreso Patna-Indore. Mis pensamientos están con las afligidas familias", escribió el mandatario.

El gobierno investigará las causas del accidente y tomará medidas firmes contra los responsables, prometió en un tuit el ministro de Transporte Ferroviario, Suresh Prabhu.

La justicia abrió una investigación para determinar las circunstancias del accidente.

El estado indemnizará a las víctimas, dijo una fuente oficial.

Algunos testigos declararon haber oído un enorme ruido justo antes de salir proyectados contra las paredes del tren.

"Nos despertó un gran ruido esta mañana. Era de noche y el griterío era ensordecedor", declaró un pasajero a la prensa.

"Tengo suerte de haber salido con vida e indemne. Pero fue una experiencia de muerte inminente para nosotros", agregó.

Nitika Trivedi, una estudiante que se subió al tren con su familia en Patna (este), quedó traumatizada por la visión de los cuerpos de los pasajeros.

"Nunca en mi vida he visto algo así. Estoy conmocionada hasta lo más profundo de mi ser", declaró.

Las autoridades trataban de reanudar el tráfico ferroviario en la zona.

"Intentamos despejar las vías y efectuar las reparaciones cuanto antes", declaró a la AFP Vijay Kumar, un portavoz del servicio ferroviario.

La red ferroviaria india, una de las mayores del mundo, tiene grandes fallas de seguridad pero sigue siendo el principal medio de transporte, que permite cubrir grandes distancias en este vasto país, pese a la competencia de las aerolíneas.

Unos 23 millones de pasajeros utilizan cada día la vasta red ferroviaria india.

El accidente de tren más grave en India se produjo en 1981 cuando un tren cayó a un río, dejando 800 muertos.

En 2014, en Uttar Pradesh, un tren de pasajeros chocó con un convoy de carga, matando a 26 personas.

El año pasado, 27 pasajeros perdieron la vida cuando dos trenes descarrilaron en Madhya Pradesh (centro).

El gobierno de Modi prometió invertir 137.000 millones de dólares en cinco años en la modernización y la seguridad en la red ferroviaria.

Su gobierno prometió invertir 137.000 millones de dólares en los próximos 5 años para modernizar la vetusta red de ferrocarriles y volverla más segura, rápida y eficiente.

La red ferroviaria india, una de las más extensas del mundo, sigue siendo uno de los principales medios de transporte de este vasto país, pero está mal mantenida y los accidentes son frecuentes.

Etiquetado como: