Se desconoce aún cuál es el saldo de la operación lanzada para liberar a los rehenes

 17 enero, 2013

Argel. (AFP). Varias personas murieron el jueves al término de la operación de las fuerzas especiales argelinas destinada a liberar a centenas de rehenes secuestrados por un comando islamista que se había atrincherado en una planta de gas en el centro este de Argelia, indicó la prefectura regional citada por la agencia nacional APS.

El comando islamista había entrado a Argelia por la frontera Libia, indicó el ministro argelino del Interior Dahou Ould Kablia.

"Según todas las informaciones que tenemos, el grupo terrorista que atacó el sitio petrolífero en In Amenas vino de Libia", declaró el ministro a Echoroukenligne, diario de lengua árabe argelino.

Por el momento no se conoce el balance exacto del asalto de las fuerzas argelinas de la planta de In Amenas, ocupada por un comando de un grupo cercano a Al Qaida.

Poco antes, el ministro argelino de Comunicación, Mohamed Said había anunciado que varios rehenes había muerto, muchos otros liberados y varios "terroristas neutralizados".

Hubo "un número importante de rehenes liberados y desgraciadamente unos muertos y heridos" pero no es posible dar cifras "definitivas", dijo Said.

Numerosos terroristas que intentaron huir hacia un país limítrofe" fueron "neutralizados", puntualizó el ministro, sin brindar mayores precisiones.

Said acusó a una "multinacional terrorista que procura involucrar" a Argelia en el conflicto malí, "desestabilizar" al Estado argelino y "destruir su economía", muy dependiente de los hidrocarburos.

Un portavoz del grupo autor del secuestro había indicado en la tarde a la agencia mauritana Nuakchott information (ANI) que 34 rehenes extranjeros, detenidos en el lugar, murieron en la operación del ejército y que otros siete seguían vivos.

El grupo que reivindicó los secuestros afirmó que se trataba de represalias por la intervención militar francesa en Malí.