En cuatro días cerca más de 1.500 subsaharianos llegaron a puerto español

 12 agosto, 2014

Unos 750 inmigrantes subsaharianos intentaron este martes entrar en el enclave español de Melilla desde Marruecos, 80 de ellos con éxito, al tiempo que más de 750 eran socorridos en aguas del estrecho de Gibraltar, en una llegada masiva que podría prologarse varios días.

"La intensa presión migratoria sobre Melilla se salvó esta madrugada con dos intentos de salto a la valla fronteriza con Marruecos", anunció la delegación del gobierno español en esa ciudad situada en el norte de África.

Medio millar de inmigrantes intentó, con escaleras improvisadas, saltar la triple valla fronteriza que separa Marruecos del enclave español.

Unos 30 lograron acceder a la zona de entrevallas, destrozar una de las puertas interiores de las verjas e ingresar en territorio español, explicó en un comunicado. Otros 50 permanecieron encaramados a la barrera durante varias horas, antes bajar por el lado español.

La embarcación de salvamento Caliope a su llegada al puerto de Tarifa (Cádiz),tras el rescate de inmigrantes en aguas del Estrecho, los rescatados son 573 hombres, 88 mujeres y 20 menores, todos en principio en buen estado.
La embarcación de salvamento Caliope a su llegada al puerto de Tarifa (Cádiz),tras el rescate de inmigrantes en aguas del Estrecho, los rescatados son 573 hombres, 88 mujeres y 20 menores, todos en principio en buen estado.

Otros 200 inmigrantes intentaron franquear la valla en otro punto, sin éxito. Por la tarde, un tercer grupo de unas cincuenta personas intentó en vano saltar la verja.

Por otra parte, 755 personas que trataban de cruzar el estrecho de Gibraltar a bordo de 78 precarias embarcaciones fueron rescatadas en el mar, elevando a más de 1.120 el número de inmigrantes socorridos en cuatro días frente a las costas españolas.

Los rescatados este martes eran 640 hombres, 95 mujeres y 20 menores, afirmó el servicio de salvamento marítimo sin precisar la edad de éstos últimos. Varios de ellos eran bebés, comprobó un fotógrafo de la AFP en el lugar.

Muchos con expresiones de júbilo y cubiertos con mantas de la Cruz Roja, eran trasladado a bordo de los barcos de salvamento al puerto español de Tarifa, en el extremo sur del país, donde eran recibidos por agentes de la Guardia Civil equipados con guantes de plástico y mascarillas en plena alerta internacional por la epidemia de ébola que mató a más de mil personas en África.

El ayuntamiento de Tarifa, en la provincia de Cádiz, habilitó un pabellón municipal para acoger a los inmigrantes y contemplaba abrir un segundo ante el incremento de las llegadas de los últimos días.

Salvamento marítimo había rescatado a 299 personas el lunes, a 27 el domingo y a 41 el sábado.

Etiquetado como: