La red operaba desde el 2004

 8 diciembre, 2012

Madrid (AFP). La policía española detuvo a 28 personas e imputó a diez más por su presunta participación en una red internacional de pornografía infantil con base en Canadá que sometía a "abusos sexuales graves" a niños de Ucrania, Rumania y Alemania, informó este sábado.

"Agentes de la Policía Nacional han detenido a 28 personas e imputado a 10 más en el marco de una macroperación internacional contra la compra-venta de pornografía infantil desarrollada en España", informó el ministerio del Interior en un comunicado.

"Un entramado empresarial sito en Toronto (Canadá) estaba dedicado a la venta de vídeos con imágenes de abusos sobre menores, todos ellos varones, y para crear los vídeos utilizaban a niños de Ucrania, Rumanía y Alemania, sometidos a abusos sexuales graves también antes y después de las grabaciones", agregó.

Estas eran recogidas en DVD vendidos hasta en 94 países, gracias a los cuales el entramado obtenía 1,6 millones de dólares anuales, precisó.

La operación en España, lanzada a raíz de una comunicación remitida en abril por Interpol, fue posible gracias a la cooperación policial con Canadá, donde la red operaba desde 2004, subrayó.

En España "incluso había usuarios que llegaron a gastarse miles de euros en este tipo de vídeos", aseguró la policía, que procedió a confiscar ordenadores, discos duros, soportes de memoria, cámaras y teléfonos móviles.

Cuatro de los detenidos en este país fueron imputados por abusar sexualmente de menores, de los que si "se negaban a prostituirse, intentaban abusar por la fuerza", agregó.

Etiquetado como: