Por: Andrea Rodríguez Valverde 26 septiembre, 2014

San José

Una declaración de renta exitosa, que para el periodo 2014 vence el próximo 15 de diciembre, irá de la mano de un proceso contable ordenado, enfatizó el presidente del colegio de Contadores Públicos, Guillermo Smith.

A su criterio, una rendición de cuentas exactas no se logra de la noche a la mañana, y por el contrario, responde a un proceso ordenado mes a mes.

Según Smith, el primer paso inicia en la recopílación de facturas que respalden los gastos y las entradas, pues de ello dependerá que un empresario obtenga su ganancia o pérdida real anual.

"Esas facturas deben ir de octubre de 2013 a setiembre de 2014. Son 12 meses en total que deben de tener respaldo de costos y gastos. Es vital saber a quién le estoy debiendo y cuantas personas aun me quedan por pagar", comentó el presidente.

Acto seguido, la persona física o jurídica deberá tabular esos números, para luego incluir esos datos en la ya declaración de renta, que se elabora mediante el Programa de ayuda EDDI-7, disponible en el sitio web de la Dirección General de Tributación.

Para presentar el formulario, el contribuyente puede enviarlo electrónicamente o imprimirlo con ciertas características y llevarlo a las entidades autorizadas.

"Recuerde que aunque no tenga impuesto por pagar, siempre debe presentar su declaración. La persona se tiene que asegurar que ese mismo monto (renta neta) obtenido concuerde con el dato anual que estará incluyendo en el documento", detalló Smith.

Este año, la no presentación de la declaración de renta le podría generar un castigo de ¢199.900.

Reciba ayuda. El Colegio de Contadores Públicos habilitó hasta el 2 de octubre una línea de teléfono (2241-15-65) de 9 a.m. a 4p.m. y un correo electrónico consulta@ccpa.or.cr para que las personas interesadas realicen sus consultas.

Ahí podrán orientarles y darles recomendaciones para que tengan mejores prácticas financieras, de cara al cierre fiscal y a la declaración y pago de impuesto de renta.

Para este 2014, la Dirección General de Tributación (DGT) espera que unos 460.000 contribuyentes declaren el impuesto sobre las utilidades o sobre la renta.

A la declaración estan obligadas todas las personas físicas o jurídicas (empresas o sociedades), públicas o privadas, que realicen actividades o negocios de carácter lucrativo en el territorio nacional.