Quienes prestan servicios profesionales no responden a jornadas definidas, ni a supervisión inmediata. Ellos son evaluados por logro de metas

 10 noviembre, 2014
Quienes brindan consultorías están sujetos a contratos de tipo civil que fijan las reglas del servicio contratado.
Quienes brindan consultorías están sujetos a contratos de tipo civil que fijan las reglas del servicio contratado.

¿Trabaja mediante un contrato por servicios profesionales? Esta opción cobra más fuerza en el país, por ello, resulta clave conocer bien las reglas del juego.

Los abogados Ricardo Vargas, socio de Oller Abogados, y Carlos Arias, asociado de esa firma, dieron una serie de consejos a El Empleo de La Nación:

Independiente: este colaborador requiere independencia y autonomía, es decir, no está sujeto a horarios ni a jornadas definidas; tampoco está sujeto a supervisión inmediata, sino que sus funciones son evaluadas mediante reportes, informes, resultados y logro de objetivos, entre otros.

“Bajo ninguna condición, puede determinarse la existencia de subordinación jurídica. En este último caso, y de darse ese efecto de subordinación, el contrato automáticamente pasa a considerarse como laboral, con los efectos legales que ello conlleva”, advirtió Ricardo Vargas.

Obligaciones laborales: inscribirse como trabajador independiente ante la Caja Costarricense de Seguro Social. “Debe reportar cualquier cambio en su condición de trabajador independiente, como modificación en sus ingresos o suspensión de actividades como trabajador independiente”, detalló Vargas.

De esa forma, cotizará para los regímenes de Salud e Invalidez, Vejez y Muerte, cuyos aportes son calculados en relación con los ingresos que percibe (previa deducción de los gastos razonables de la operación del negocio).

“Por ello, reviste mucha importancia que se reporte el verdadero ingreso”, dijo el abogado Carlos Arias.

Responsabilidades tributarias: debe registrarse ante la administración tributaria como profesional liberal y presentar la declaración del impuesto sobre la renta, cada año (la ley de impuesto sobre la renta fija gastos deducibles).

Además, debe realizar los pagos anticipados de la declaración del impuesto sobre la renta con base en los ingresos declarados en el impuesto sobre la renta del año anterior.

Beneficios del seguro social: quienes se inscriben ante la Caja Costarricense del Seguro Social logran acceso a servicios médicos y quirúrgicos, así como una pensión.

Además, pueden recibir pago de subsidios por incapacidad o licencia por maternidad, en atención a los ingresos que estén siendo reportados a la institución; de igual forma, son sujetos de ayuda económica para comprar prótesis, anteojos y aparatos ortopédicos, entre otros.