Por: Andrea Rodríguez Valverde 26 febrero, 2015

San José

La calificadora de riesgo Standard & Poor's confirmó que mantendrá la calificación BB para los bonos costarricenses en moneda local y en moneda extranjera de largo plazo, con perspectiva estable.

De acuerdo con un comunicado emitido por la firma y dado a conocer por el Ministerio de Hacienda, la decisión de S&P de mantener la calificación se basó, entre otros factores, en la perspectiva positiva de crecimiento económico costarricense, favorecida por el mayor dinamismo de los Estados Unidos, los bajos precios del petróleo y un buen desempeño de los flujos de inversión extranjera directa.

A ello se suman las medidas en materia de política monetaria y cambiaria adoptadas por el Banco Central de Costa Rica, que a criterio de la calificadora permitirían niveles de inflación bajos y estables.

" El sistema político y el tipo de cambio se están volviendo gradualmente más flexibles, dando al país una mayor capacidad para absorber choques externos", se lee en el comunicado de S&P.

Sin embargo, la calificadora advierte que el seguir manteniendo esa calificación dependerá del liderazgo político del país y del consenso que este tenga sobre las medidas fiscales, a fin de evitar un mayor deterioro de las finanzas públicas.

Las emisiones de largo plazo con nota BB se consideran menos propensas al riesgo de impago que otras inversiones de tipo especulativo. Sin embargo, están expuestas a mayores incertidumbres, y exposición a condiciones adversas en los negocios, las finanzas y las condiciones económicas.

Celebración a medias. Helio Fallas, ministro de Hacienda, celebró la noticia y aseguró se refuerza la confianza de los analistas internacionales en la política fiscal que ha venido aplicando la actual administración.

Empero, la decisión viene a darle fuerza a las decisiones anunciadas por la entidad la mañana de este jueves, de enviar en las semanas siguientes, proyectos como el de ordenar las exoneraciones, reformar el impuesto de renta, de valor agregado (IVA) y en materia de gasto como los referidos a caja única y pensiones.

"Estas reformas son necesarias para encauzar la deuda pública en una senda sostenible en el mediano y largo plazo" expresó Fallas.

No obstante, el jerarca expresío que "de no concretarse los proyectos en leyes de la República, en el corto plazo, el país podría arriesgarse a perder esta calificación".

En setiembre del 2014, la calificadora había advertido sobre la necesidad país de reducir su déficit fiscal y lograr mayor crecimiento económico durante el 2015, como factores que determinarían la evaluación de la calificación de riesgo sobre Costa Rica.

"Si la tendencia empeora podría cambiarse la perspectiva a negativa, para señalar las preocupaciones. Pero si hay señales de estabilización y ajuste y de bajar la brecha fiscal, podría mantenerse la perspectiva estable", había manifestado Joydeep Mukherji, analista de calificaciones soberanas de la firma calificadora Standard and Poor's, en una entrevista a ADN Radio 90.7 fm.