El mal desempeño en ventas de sus teléfonos inteligentes es la principal causa de las pérdidas

 17 septiembre, 2014

Tokio

La nueva tableta de Sony
La nueva tableta de Sony

El grupo japonés de electrónica Sony anunció que perderá $2.140 millones en este año fiscal, más del cuádruple de lo previsto hasta ahora, por las malas ventas de sus teléfonos inteligentes, que enfrentan la fuerte competencia de Samsung y Apple.

Sony ha atribuido a un cambio de estrategia esta revisión negativa de su resultado y la reducción en un 15% del personal en el segmento de teléfonos celulares (1.000 empleados).

"Preveíamos un fuerte aumento de las ventas en la actividad de aparatos de comunicación móvil", como smartphones y tabletas, pero "el entorno competitivo del mercado se ha visto alterado", explicó en una conferencia de prensa el presidente de Sony, Kazuo Hirai.

En julio, el grupo dijo que durante el año fiscal esperaba vender 43 millones de terminales móviles, es decir siete millones menos de lo previsto en un primer momento.

Su filial de productos móviles, Sony Mobile Communications, está teniendo muchas dificultades para abrirse camino en medio de la dura competencia del surcoreano Samsung y el norteamericano Apple, que con sus respectivos Galaxy y iPhone dominan el mercado de los smartphones.

Etiquetado como: