Por: Andrea Rodríguez Valverde 2 octubre, 2013

San José

Según un estudio divulgado este miércoles por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), seis de cada 10 jóvenes que consiguen un empleo en América Latina y el Caribe están en la informalidad, con condiciones laborales precarias, con bajos ingresos y sin cobertura ni derechos.

"Estos jóvenes están en riesgo de exclusión social", advirtió la directora regional de la OIT para América Latina y el Caribe, Elizabeth Tinoco.

jóvenes
jóvenes

Los datos contrarrestan con los aproximadamente 14 millones de jóvenes que están desempleados. "La tasa de desempleo de los jóvenes duplica la tasa general y triplica la de los adultos" añade el estudio "Prioridades y líneas de acción en América Latina y el Caribe".

Además, el documento hace referencia a los 21,7 millones de jóvenes que no estudian ni trabajan, entre los cuales 24,6% son desempleados que buscan empleo, y 75,4% ni siquiera están procurando una ocupación.

"El desaliento entre los jóvenes que no encuentran oportunidades de trabajo genera rabia y frustración, lo cual afecta la estabilidad de las sociedades, la credibilidad en las instituciones e incluso las perspectivas de gobernabilidad democrática", agregó Tinoco.

Para la Organización, este no es un problema exclusivo de la región, sino que también afecta a los otros países de Iberoamérica, donde las tasas de desocupación juvenil son aún mayores, de aproximadamente 56% en España y 41% en Portugal, por ejemplo.

El informe fue presentado en Perú en la realización de un seminario iberoamericano al cual asisten representantes de gobiernos, y de organizaciones de empleadores y de trabajadores de América Latina y el Caribe.