Banco Central anunció fuertes regulaciones para restringir el crecimiento de los préstamos, este año

Por: Esteban Ramírez 31 enero, 2013

San José (Redacción). La Asociación Bancaria Costarricense (ABC), organización que afilia a todos los bancos comerciales que operan en el país, manifestó su desacuerdo con la medida anunciada por el Banco Central de Costa Rica, de establecer un tope del 9% al crecimiento del crédito en los próximos nueve meses.

De acuerdo con la entidad, esto afectará, directamente, a los clientes financieros, tanto familias, como sector productivo. “La medida afecta a las micro y pequeñas empresas, por cuanto tendrán menos crédito disponible y más caro”, argumentó Gilberto Serrano, presidente de la Asociación, por medio de un comunicado de prensa.

Igualmente, detalló que la medida afecta a las familias que pretenden comprar una vivienda por medio del crédito en el sistema financiero local.

“Sin lugar a dudas, la medida es contraria al esfuerzo nacional por crear nuevos empleos y producir más, dado que limita tanto a las familias como al sector productivo costarricense”, agregó Serrano.

Esta mañana el presidente del Banco Central, Rodrigo Bolaños, sostuvo una reunión con representantes de los bancos comerciales que operan en el país, para detallarles las medidas que afectarán la expansión del crédito en colones y dólares.

Por ejemplo, en aquellas entidades cuya cartera en dólares del 2012 aumentó menos del 20%, podrán crecer en nueve meses de este año (febrero-octubre) en 6%; u 8% en todo el año. Sin embargo, si el incremento fue mayor a 20%, la cartera solo podrá crecer en nueve meses una tercera parte de lo que creció el año pasado.

Bolaños justificó que medidas de este tipo servirán para recoger parte del exceso de liquidez que se generó con el ingreso de capitales financieros del exterior, con el fin de evitar una burbuja crediticia o una mayor inflación.

Pese a ello, la ABC considera que la medida no resuelve el origen de los problemas de fondo, los cuales están fundamentalmente relacionados con el déficit fiscal del Gobierno Central.