Dueños de la marca afirman que se trata de la primera franquicia de este tipo en el país

Por: Andrea Rodríguez Valverde 12 abril, 2016

San José

El restaurante Rancho de Cecy, ubicado en el cantón de Zarcero, Alajuela, se convirtió desde febrero anterior en una nueva franquicia de comida tradicional a nivel nacional.

Según los dueños de la marca, se trata de la primera franquicia de este tipo en el país.

Douglas Rodríguez, gerente general del restaurante, explicó que el nuevo modelo de negocio se da luego de un proceso de consultoría y desarrollo de ocho meses, realizado por las firmas Up Services Costa Rica y Targetup Centroamerica. Hoy, cuenta con el aval del Centro Nacional de Franquicias de Costa Rica (Cenaf).

El Rancho de Ceci inició en 2015 el proceso de mejoramiento, actualización de procesos y desarrollo de franquicia.
El Rancho de Ceci inició en 2015 el proceso de mejoramiento, actualización de procesos y desarrollo de franquicia.

"Gracias a la estandarización que nos hicieron de nuestro menú, es posible que podamos abrir otros restaurantes en el territorio nacional e internacional; y que el sabor sea el mismo", sostuvo Rodríguez.

La franquicia es un contrato por el cual una empresa (el franquiciador), cede a otra (el franquiciado), a cambio de un pago, el derecho a la explotación de un conjunto de derechos de propiedad industrial o intelectual.

Como parte del proceso, el próximo mes de mayo, el Restaurante Rancho de Ceci abrirá el primer local en la capital, propiamente en el Centro Comercial Plaza Carolina en San Pedro.

Su inversionista y primer franquiciado, Pablo J.Ledezma Boschini, aseguró que adquirir la franquicia es sinónimo de

crecimiento y desarrollo económico de la comida tradicional tica.

Rancho de Cecy dispone además de tres nuevas locaciones para restaurantes con inversiones que van desde los ¢35 millones en adelante.

El mercado de las franquicias se encuentra en uno de sus mejores momentos en Costa Rica. La cantidad de empresas “hechas en Costa Rica” que trabajan con ese modelo, se triplicó del 2010 al 2015.

De acuerdo con el Cenaf, en el 2015 se constituyeron cinco nuevas franquicias ticas e ingresaron al país seis extranjeras.