La empresa habilitó esta unidad de negocio para ser más competitiva en el mercado nacional

 31 mayo
La compañía realizó una inversión inicial de $350.000 en este proyecto.
La compañía realizó una inversión inicial de $350.000 en este proyecto.

San José.

La agencia de vehículos Grupo Purdy Motor -distribuidor de Toyota, Lexus e Hino- armó 60 camiones Hino, de la serie 500, desde que inauguró, su taller de ensamblaje en mayo del año pasado.

Este proyecto le permite a la empresa ahorrar hasta un 70% en el costo del transporte de las unidades desde Japón hacia Costa Rica y, así, rebajar el precio final al consumidor.

Allan Rodríguez, gerente de Purdy Vehículos de Trabajo, destacó que en el último año ensamblaron ocho tipos de camiones de la serie 500, generando así una disminución importante de costos.

La serie 500 tiene modelos que van desde 7,5 a 19 toneladas de carga.

"Por ejemplo, el modelo FM1J de esta misma serie tenía un costo de $105.000 por unidad, mientras que ahora podemos ofrecerlo a $91.000. Cabe resaltar que es exactamente el mismo modelo y cuenta con las mismas especificaciones", agregó.

Grupo Purdy Motor comenzó la venta de Hino en el 2005 y, además de la serie 500, maneja la 300. No obstante, decidió ensamblar solo la primera línea porque en un contenedor cabe un camión armado, mientras que de los pequeños caben tres.

"Con el nuevo esquema, por ejemplo, en cuatro contenedores caben 10 camiones desensamblados: en uno, vienen las cabinas; en otro, chasis; en otro, llantas con cajas de cambio, entre otros. Antes en esos cuatro contenedores solo podía traer cuatro camiones", explicó el gerente a días de haber arrancado el proyecto.

En este plan, la compañía realizó una inversión inicial de $350.000, que incluyó la compra de equipo especializado, máquinas, la planta de ensamblaje y un área donde se almacenan todos los repuestos.

Además, conformó un equipo de cuatro personas, en el que dos se encargan directamente de ensamblar piezas, mientras que un tercero tiene la figura de auditor de calidad y, que por política de Hino, no participa en el proceso.

Este es complementado por un jefe del área de ensamblaje, quien coordina las importaciones, el transporte y las garantías.

El gerente de Purdy Vehículos de Trabajo mencionó que durante este año uno de los principales retos ha sido el tipo de cambio de las monedas internacionales, tanto el yen como el dólar.

"A pesar de esta situación, la reducción en costos de traslados y producción nos ha permitido seguir beneficiando a nuestros consumidores. Un buen reflejo de esto es el récord histórico de ventas que logramos el año pasado, al colocar en el mercado 543 unidades de Hino", indicó Rodríguez.

La compañía estima superar esa cantidad al vender 550 unidades al finalizar el 2017.

Grupo Q, con la marca Isuzu, es otras de las agencias que dispone de una línea comercial que incluye camiones con capacidades de carga que van desde las 2,5 hasta las 12 toneladas (el rango de precios va desde los $21.900 hasta los $82.000).

Fernando Chaves, gerente de Ventas de Isuzu, mencionó que en los primeros meses de este año se ha experimentado un decrecimiento en la venta de camiones a nivel general del mercado con respecto al mismo periodo del año anterior (una caída aproximada del 20%).

"En cuanto a la manera en que se reparte el mercado, la tendencia se mantiene igual, con un comportamiento sostenido y que mantiene a Isuzu como líder de colocación en camiones dentro de las categorías que participa", señaló Chaves.

Otras agencias que comercializan este tipo de vehículos en el país son Veinsa Motors (marcas Fuso y JMC) y Quality Motors (KIA).