Por: Óscar Rodríguez 7 marzo, 2013

El fondo de garantía por $30 millones que administra la Asociación Bancaria Costarricense (ABC), para proteger a los depositantes en caso de quiebra, pasaría a manos del Banco Central.

Así quedó estipulado en el proyecto de ley que pretende asegurar los depósitos de los ahorrantes, hasta por ¢6 millones, en el Banco Popular, bancos privados y cooperativas. La iniciativa fue dictaminada en la Comisión de Asuntos Económicos del Congreso este miércoles.

El documento da un plazo de nueve meses, desde la entrada en vigencia de la ley, para que los recursos sean trasladados al ente emisor para la creación del nuevo Fondo de Garantía de Depósitos.

“Estamos sumamente preocupados de que se haya dictaminado este proyecto. Existen muchas resoluciones legales que claramente determinan que el fondo es de la ABC”, explicó Gilberto Serrano, presidente de la organización privada, al ser consultado por La Nación.

El proyecto ahora pasará al plenario legislativo para su discusión.

Etiquetado como: