Por: Andrea Rodríguez Valverde 8 enero, 2014

San José

El Instituto del Café de Costa Rica, Icafe, puso a disposición de los productores nacionales una nueva semilla del grano tolerante al hongo de la roya. Se trata de la variedad denominada Obatá, orginaria de Brasil.

Jorge Ramírez, gerente técnico del Instituto, explicó la semilla de esta variedad se venderá a bajo costo y se trata de un tipo de grano que ha sido evaludado por el Icafe desde hace varios años atrás.

"Se ha evaluado en diferentes condiciones de clima y suelos, donde se ha logrado confirmar su tolerancia a la Roya, una muy alta productividad, maduración tardía y buena calidad de taza", comentó el gerente.

 Acostumbrado a producir solo grano de alta calidad, el cafetalero Nelson Ramírez, de Santa Bárbara de Heredia, sufre porque el impacto del hongo de la roya ya se refleja en su cosecha. El productor realizaba ayer al mediodía la medida diaria del grano recolectado. | ALBERT MARÍN
Acostumbrado a producir solo grano de alta calidad, el cafetalero Nelson Ramírez, de Santa Bárbara de Heredia, sufre porque el impacto del hongo de la roya ya se refleja en su cosecha. El productor realizaba ayer al mediodía la medida diaria del grano recolectado. | ALBERT MARÍN

Ramírez agregó que esta variedad mostró muy buen comportamiento agronómico en la zona de Pérez Zeledón y ha sido muy bien valorada por el Centro de Investigación en Café del Instituto, en San Pedro de Barva de Heredia.

"Fue establecida en parcelas de evaluación y validación en otras zonas cafetaleras, lo cual ha permitido reconfirmar sus cualidades agroproductivas sobresalientes. Se debe tomar en cuenta que la Obatá es un material que demanda muy buena fertilización desde el inicio de su cultivo y que se debe evitar sembrarla en lugares muy secos", recomendó el especialista.

Datos del Icafe aseguran que el hongo de la roya afectó más de 63.441 hectáreas del cultivo en el país. Además, la cosecha nacional 2013-2014 descendió en cerca de un 18,5%, en relación con el periodo precedente, por efectos del hongo.

Costa Rica puso en marcha un plan de emergencia, mediante el cual se entregaron insumos (fungicidas) para control el ataque. Se invirtieron ¢2.000 millones.

Ramírez concluyó que esta es la primera de otras variedades tolerantes a la Roya que estará ofreciendo el Centro de Investigación a los productores costarricenses en el presente año.