Por: Marvin Barquero 18 agosto, 2014

El proyecto del Centro Nacional de Congresos y Convenciones de Costa Rica no está paralizado, pero el Gobierno requiere cerca de la mitad de los $35 millones que costará la obra, reconoció el ministro de Turismo, Wilhelm von Breymann.

El jerarca también explicó que un crecimiento del 4% anual es bueno para el sector y que se pretende al menos mantener el promedio de estadía de 12 noches por visitante y el gasto de entre $125 y $130 por día. Adelantó sobre planes, como la posibilidad de que dos aerolíneas europeas y una estadounidense abran vuelos al país, que se apostará más a tendencias como la aventura, el deporte y lo rural comunitario y que negociará para facilitar el proceso de visas a los suramericanos.

Aquí un extracto de una entrevista que concedió a La Nación.

¿Está paralizado el plan del Centro de Convenciones?

No está parado. Estamos terminando lo que es el ‘trébol’ o vías de acceso y salida; hay que aclararlo un poco con el Ministerio de Obras Públicas y Transportes para darle el visto bueno. Esperamos los permisos de Setena (Secretaría Técnica Nacional Ambiental). Este año ponemos la primera piedra, tenemos un poquillo de plata guardada, tenemos ya todos los permisos listos, todos los planos. Y está la parte de crédito con bancos; con Mideplan (Ministerio de Panificación) todo está aceptado.

Wilhelm von Breymann
Wilhelm von Breymann

¿Cuánto tienen guardado?

Es como un porcentaje, casi un 50% de la obra con recursos propios del ICT (La inversión total ronda los $35 millones). Vamos a pedir crédito por la mitad, pero estoy buscando. Quiero ir al Instituto Nacional de Seguros a ver si me ayuda en algo; dicen que tienen platilla. Entonces quiero ir a pedir prestado ahí. Quiero que esto sea del Instituto Costarricense de Turismo (ICT), que esto sea una marca país, porque no se beneficia solo la entidad, se benefician hoteles, transportistas, proveedores de comida, servicios. Es un encadenamiento muy grande. En sí, el centro convenciones no es un negocio, el negocio es todo lo que trae.

Aparte de eso, ¿le dará prioridad a otros sectores?

La estrategia es muy amplia y yo creo que al turismo siempre hay que renovarlo. Va cambiando, no es estático. Uno tiene que estar viendo siempre las tendencias mundiales, dónde están, para dónde van, adónde se dirige. Están la aventura, la parte de deportes. Una idea que estamos trabajando con el Minaet (Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones) es la posibilidad de que ciertos parques nacionales, que son grandes (Palo Verde, Santa Rosa, Guanacaste, Rincón de la Vieja, Pocosol, Tenorio, Miravalles), los podamos abrir no solamente a esparcimiento de caminata sino hacia el deporte. En Estados Unidos, por ejemplo, está ahora muy en boga el turismo de ciclismo de montaña.

¿Variará el presupuesto para dar prioridad a esos sectores?

Ya el presupuesto para este año está hecho. Ahora nos toca para el 2015 y sí, se va a adaptar un poco. No le podemos hacer cambios drásticos, porque arrastramos cosas que vienen desde hace muchos años y debemos darles continuidad. No vamos a cortarlo abruptamente, pero vamos a analizar más nichos de mercado donde creemos que hay un potencial bastante grande y le vamos a apostar un poquito más.

En ese contexto, ¿tiene una meta de crecimiento del turismo?

Yo creo que nunca ha dejado de crecer y cada vez estoy apostando porque venga más gente al país. Mi estrategia o mi ideal sería que la estadía promedio actual se mantenga, que es de 12 noches por persona. Cada persona gasta unos $125 a $130 por día, eso es uno de los promedios más altos que existen en el mundo. El incremento va a ser de un 4% anual. Eso lo quiero mantener. Hoy en día, en turismo eso es satisfactorio.

¿Vendrán más aerolíneas y vuelos para poder lograr eso?

De Europa estamos con dos aerolíneas que tenemos que confirmar en el futuro, esperamos que así sea. Uno es vuelo directo y otro tocando alguna isla del Caribe. De Estados Unidos tenemos una que ya ha venido varias veces, ellos han visto el aeropuerto, la logística, ya están más adelantados.

¿Qué hará con mercados como Suramérica, con difícil logística y problemas como las visas?

Necesito trabajar un poquito más con el sur, ver lo de las visas, ver cómo eliminamos las visas, cómo actualizamos el sistema de migración para que exista un interfaz más fácil con los países suramericanos para poder quitar visas y tener una mayor apertura hacia otros países de esa región.