Economía

En 5 años Hacienda captó ¢183.000 millones con impuestos a casas de lujo, personas jurídicas y tabaco, entre otros

Seis nuevos tributos sustituyen planes de reforma fiscal fallidos

Actualizado el 07 de julio de 2014 a las 12:00 am

Fondos financian programas de IAFA, CCSS, ministerios de Vivienda y Seguridad

Recaudación del 2013 equivale a lo que exoneró Aduanas durante ese año

Economía

Seis nuevos tributos sustituyen planes de reforma fiscal fallidos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Los proyectos legislativos de los expresidentes Abel Pacheco y Laura Chinchilla para reformar el sistema fiscal costarricense fracasaron, pero eso no frenó la paulatina generación de nuevos impuestos para financiar parte de los planes gubernamentales.

Del 2009 al 2014, se crearon seis tributos que son recaudados por el Ministerio de Hacienda para reforzar, de alguna forma, los ingresos de la hacienda pública, y los cuales, en su lapso de aplicación, han llevado ¢183.000 millones a distintos programas estatales.

Específicamente en el 2013, los seis impuestos generaron una recaudación equivalente a ¢79.000 millones, prácticamente el mismo monto de lo que se exoneró en Aduanas en todos los regímenes en el mismo periodo, según los datos aportados por Hacienda.

Cinco añosy seis impuestos
ampliar
Cinco añosy seis impuestos (Infografía GN)

Tales tributos se aplican sobre las personas jurídicas, el tabaco, los casinos, las apuestas electrónicas y las salidas del país vía terrestre.

De todos los fondos recaudados, acumulados desde su vigencia, el 50% lo aporta el cobro del impuesto a las personas jurídicas del país.

Es por esa iniciativa que las sociedades activas deben pagar el equivalente al 50% del salario base mensual de Oficinista 1 (¢399.400), es decir, ¢199.700, mientras que las inactivas pagan el 25%, que equivale a ¢99.850.

En orden de relevancia le sigue el impuesto al tabaco, que concentra el 40% de lo recolectado.

Agujero en las finanzas. Los fines de estas cargas tributarias son específicos y se han convertido en muletas para sostener políticas públicas de vivienda, salud y seguridad, entre otros ámbitos, mientras se resuelven los problemas de gastos e ingresos del Estado.

Por ejemplo, ante los bajos niveles de ingresos y el alto gasto en planilla, el gobierno de Óscar Arias (2006-2010) ejecutó y publicó la norma que creó el impuesto solidario, mejor conocido como el de “casas de lujo”, que se aplica progresivamente sobre las casas con un valor superior a los ¢121 millones.

Tales fondos se vienen utilizando en bonos de vivienda y bonos comunitarios, como lo ordena la ley. Estos últimos crean infraestructura de uso comunal, como parques.

Los impuestos a las persona jurídicas y a los casinos tenían como fin financiar el programa de seguridad ciudadana y justicia.

Hacienda no entregó el detalle de su ejecución antes del cierre de esta información. La Memoria del 2013 de la Contraloría General de la República tampoco cuenta con esa información.

PUBLICIDAD

El gran problema. Las arcas del Gobierno Central enfrentan un creciente déficit fiscal que se estima en 6% de la producción para este año. El gasto sigue alto y los ingresos no suben al ritmo deseado.

El actual Gobierno va por el tercer intento de una reforma fiscal después de los tropiezos de las gestiones de Pacheco y Chinchilla en la Sala Constitucional con sus respectivas iniciativas.

Según afirmó Fernando Rodríguez, viceministro de Hacienda, para enero del 2015 esperan tener en la corriente legislativa proyectos que apliquen impuestos sobre el consumo de servicios, además de implantar un sistema de renta global en el país.

Al no aumentar las tasas de impuestos pero sí la base sobre la que aplican estos tributos, el Gobierno espera una recaudación equivalente al 2% de la producción nacional.

Tal cifra es 0,5 puntos porcentuales menor que lo pretendido por el gobierno de Laura Chinchilla antes de que su proyecto fracasara.

  • Comparta este artículo
Economía

Seis nuevos tributos sustituyen planes de reforma fiscal fallidos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota