Gobierno tico promete facilitar el tránsito a ambos lados de la frontera

Por: Patricia Recio 27 agosto, 2013

El Gobierno de Costa Rica informó hoy mediante un comunicado que buscará realizar las modificaciones necesarias, para garantizar "de manera definitiva, el flujo dinámico y la movilidad de personas y del tránsito en su frontera con la vecina Panamá".

Estas medidas que deberán ser remitidas al Congreso, buscan facilitar el tránsito mediante la simplificación de procedimientos y la aplicación de controles más eficaces.

"Hay rutas de acuerdos, en el marco de las cordiales relaciones entre Costa Rica y Panamá", indicó Enrique Castillo, quien explicó que con la buena voluntad se podrá superar los inconvenientes presentados para los transportistas.

Las autoridades panameñas, por su parte, iniciaron los trámites para facilitar el pago de multas.

Sin embargo, estas declaraciones fueron calificadas como una "burla" por parte de los transportistas, quienes mantienen el bloqueo en la frontera tica.

A eso de las 2 de la tarde, el transportista Erlin Araya, aseguró que la la protesta se mantendrá hasta tener un documento serio y en firme donde se constate el cumplimiento de dichos anuncios.

Por su parte, el jefe del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) de Panamá, Frank Ábrego, acusó hoy a Costa Rica de incumplir acuerdos pactados en marzo pasado para agilizar el paso de carga por la frontera común, actualmente afectada por una huelga de camioneros que entró en su cuarta jornada.

Más de 600 contenedores estaban varados a ambos lados de la frontera a raíz del bloqueo de camioneros costarricenses iniciado el pasado sábado en Paso Canoas en rechazo a los supuestos abusos del Senafront en su labor de vigilancia.

"Panamá ha cumplido con todos los acuerdos" alcanzados en marzo pasado, cuando las partes, entre otros, "se comprometían" a realizar una serie de reuniones para "tratar temas específicos, y no nos hemos podido reunir" supuestamente por la falta de voluntad costarricense, explicó Ábrego, sin más precisiones.

Unos 500 furgones hacen fila en territorio panameño, a la espera de que abra el paso en Paso Canoas
Unos 500 furgones hacen fila en territorio panameño, a la espera de que abra el paso en Paso Canoas

En marzo pasado los camioneros costarricenses bloquearon durante casi una semana el mismo puesto fronterizo de Paso Canoas por las mismas quejas contra el Senafront, lo que generó unos dos millones de dólares en pérdidas según cálculos de transportistas panameños.

En una entrevista con la cadena panameña TVN, Ábrego sostuvo que el Senafront se limita a aplicar las medidas de seguridad para evitar el ingreso a Panamá de armamento, drogas y dinero ilícito, y justificó que ese proceso implique a veces que los extranjeros soporten hasta seis horas en una fila.

Los camioneros de Costa Rica denunciaban que las autoridades panameñas de fronteras, además de confiscar las llaves de los vehículos, les obligan a regresar a Paso Canoas y les exigen la cancelación de una multa en la ciudad panameña de David, ubicada a unos 30 kilómetros de la frontera con Costa Rica.

"Si hay una falta de tránsito" por parte de un vehículo costarricense, "se le pone la boleta" y se le exige que la próxima "vez que pase por ahí tiene que estar paga", dijo Ábrego.

Aseguró que del lado costarricense hay más de 40 vehículos panameños retenidos por supuestamente haber ingresado de forma ilegal a Costa Rica, y que algunos propietarios han pagado hasta $20.000 para poder recuperarlos.

"Tenemos una excelente relación con la Policía de Costa Rica" , aclaró Ábrego.

Colaboró, el corresponsal Freddy Parrales.