Política de salarios debe incorporar el desempeño laboral, argumenta Conassif

Por: Óscar Rodríguez 17 julio, 2015
Los directivos de los bancos públicos y privados deberán establecer políticas salariales acorde al rendimiento de los trabajadores y el riesgo operacional de la entidad. En la imagen, la sala de sesiones de la Junta Directiva del Banco Nacional | JORGE NAVARRO
Los directivos de los bancos públicos y privados deberán establecer políticas salariales acorde al rendimiento de los trabajadores y el riesgo operacional de la entidad. En la imagen, la sala de sesiones de la Junta Directiva del Banco Nacional | JORGE NAVARRO

La Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) regulará el sistema de remuneración, incentivos y bonificaciones de los empleados del Sistema Bancario Nacional.

La institución dictará una reglamentación más rigurosa, con el objetivo de que las juntas directivas establezcan políticas transparentes, públicas y de rendición de cuentas en materia salarial.

“Si hay incentivos que no se están comportando de forma conveniente a la estabilidad del sistema financiero y en la protección de los ahorrantes y depositantes, la Sugef tiene la responsabilidad de establecer las medidas que considere necesarias”, comentó Javier Cascante, jerarca de la Superintendencia.

Los nuevos parámetros irán incorporados en el Reglamento de Gobierno Corporativo, que incluye la alta gerencia y cuerpo directivo del sistema bancario.

La norma será enviada a consulta en las próximas semanas. Luego, el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) debe aprobarla para su vigencia.

“Las entidades deben diseñar políticas donde el desempeño de los colaboradores esté asociado a la remuneración. El marco de incentivos debe ir en la dirección de proteger la solvencia y estabilidad del sistema financiero“, detalló Luis Carlos Delgado, presidente del Consejo.

La nueva normativa se aplicará también en las operadoras de pensiones complementarias, aseguradoras y sector bursátil.

En enero anterior, la Contraloría General de la República denunció que los bancos públicos pagaron premios por ¢99.000 millones a sus trabajadores, entre los años 2006 y 2012.

La revelación hecha por la entidad generó la apertura de una investigación en la Asamblea Legislativa y evidenció los millonarios bonos de la alta gerencia .

Complemento. Las dos principales organizaciones del sistema financiero local argumentaron que, actualmente, tanto la banca privada como pública cuentan con políticas de evaluación interna de los trabajadores.

“La banca pública ha implementado políticas de un mejor gobierno corporativo y directrices de Gobierno Central; todo lo cual complementa y fortalece sus sistemas salariales en salvaguardia de cualquier riesgo”, detalló Annabelle Ortega, directora ejecutiva de la Cámara de Bancos e Instituciones Financieras.

María Isabel Cortés, directora ejecutiva de la Asociación Bancaria Costarricense (ABC), reconoció que la actual reglamentación costarricense, en temas de remuneraciones, establece solo requerimientos mínimos.

“El Comité de Basilea (órgano que reúne las principales autoridades de regulación bancaria del mundo) recomienda alinear la estructura de remuneración con la estrategia de negocio y riesgo, objetivos e intereses de largo plazo de los bancos”, dijo Cortés.

La crisis financiera del 2008 generó una revisión mundial de las políticas salariales y de bonificaciones, debido a los abusos que llevaron a muchas bancos en Europa y EE. UU. a la quiebra.