Por: Patricia Leitón 8 abril, 2015

La Procuraduría General de la República entregó el lunes un dictamen a la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), en el cual le señala que no puede producir biocombustibles, aunque sí adquirirlos para mezclarlos con los hidrocarburos.

Combustibles como biodiésel pueden producirse con higuerilla y palma. | JORGE CASTILLO/ARCHIVO
Combustibles como biodiésel pueden producirse con higuerilla y palma. | JORGE CASTILLO/ARCHIVO

“La consulta fue un criterio técnico-jurídico en relación con la competencia de Recope para incursionar en la planificación y desarrollo de actividades relacionadas con la investigación, producción e industrialización de biocombustibles”, explicó Mayid Brenes, director jurídico de la Refinadora.

“La conclusión a la que llega la Procuraduría (como abogado del Estado) es que no tenemos competencia legal para la producción e industrialización; lo único que tenemos es capacidad legal de proceder a la adquisición de los biocombustibles para utilizarlos como oxigenantes en las mezclas que hacemos de nuestros productos”, añadió.

Los biocombustibles son sustancias orgánicas que se usan como combustibles y son diferentes al hidrógeno, elemento que es la base del proyecto que realizaba la empresa Ad Astra junto con Recope.

Consultado sobre el efecto que tiene el dictamen de la Procuraduría en la producción de hidrógeno, Brenes explicó que la incorporación de Recope en el campo de combustibles alternativos nació de la inclusión de temas relacionados con biocombustibles, bioenergías e hidrógeno en los planes de desarrollo y el Plan Nacional de Energía.

Añadió que luego se promulgaron algunos reglamentos, pero esto no es base suficiente para que la empresa entre a producir dichas energías.

Recope realizaba un proyecto con la empresa Ad Astra Rocket de producción de hidrógeno para el transporte, pero lo frenó a la espera de que la Procuraduría le dijera si la firma tiene o no potestades para producir hidrógeno.