Mayorista llegó a vender el 82% de los hidrocarburos que se adquirieron en 2014

 7 septiembre, 2016

Podría decirse que es la principal refinadora de Costa Rica. Desde el 2012, la compañía Valero Marketing & Supply Co. es la empresa que ganó más concursos de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) para suministrar los hidrocarburos que se utilizan en el país.

La firma estadounidense, una de las más grandes refinadoras en el mundo, concentró más del 40% del monto pagado por importaciones de hidrocarburos de Recope durante los últimos cuatro años.

En el 2012, por ejemplo, le fueron adjudicadas 43,2% de las importaciones de Recope: unos 3.599.700 barriles de gasolina y jet fuel (utilizado en aviación), equivalentes a $940,5 millones.

Desde entonces, el porcentaje de compras a la empresa ha sido mayor. Su pico más alto lo alcanzó en el 2014, cuando la proporción fue de 82,02%: equivalente a unos $1.727,1 millones.

A julio de este 2016, un 46,32% (casi $284,9 millones) de los combustibles comprados por Recope se adquirieron mediante la compañía Valero.

Los datos se desprenden de una solicitud de información de La Nación al centro de Comercio Internacional de Recope.

“Valero nos vende desde hace muchos años, pero en los últimos cinco ha vendido mucho producto. Eso se debe a que ha ganado diferentes concursos: usualmente nos ofrecen los mejores precios”, explicó Erick Solano, director de Comercio Internacional de Recope.

Centena de proveedores. Recope ha construido una lista de 93 proveedores a partir de solicitudes, referencias comerciales de empresas y bancos, revisión de transacciones y estados financieros auditados. Ese registro permite que las entidades reciban cada uno de los concursos internacionales de la Refinadora, en los que se pide cumplir fechas, calidades específicas de productos y volúmenes.

La Refinadora, por medio de su oficina de Comercio Internacional y la Dirección de Suministros, selecciona el oferente de forma autónoma, observando que se cumplan esos tres factores.

“Lo que tiene más peso en la decisión es el precio (brindado por el oferente). Si una compañía no puede entregar la calidad que definimos, es muy difícil que podamos considerarla porque la calidad tiene que ser aceptable y eso no puede influir en el precio. La calidad es siempre una decisión de sí o no. En las fechas sí somos más flexibles, siempre y cuando tengamos seguridad para suministrar al país”, señaló Solano.

Durante este 2016, tres empresas han agrupado casi un 74% de las compras de Recope. Se trata de Valero Marketing; Glencore LTD (radicada en Suiza, con un 14,7% de participación) y Cargill Incorporated (que está radicada en Minnesota, Estados Unidos, con un 14,19% de participación).

Recope concentra 40% de sus compras en refinadora texana
Recope concentra 40% de sus compras en refinadora texana

A excepción de Valero, ninguna de ellas ha logrado mantenerse en la cima de las listas de compra de Recope por más de un año.

¿Quiénes son? Esta firma fue fundada en 1981 y es una de las principales refinadoras en Estados Unidos. Radicada en San Antonio, Texas, sus operaciones se centran en la Costa del Golfo, en la Costa Oeste de EE. UU., en las regiones del noroeste y en el centro de ese país.

También vende productos a Canadá, Reino Unido e Irlanda.

Para finales del 2015, sus activos totales ascendían a $44.3 billones. La compañía contaba con 15 refinerías capaces de abastecer unos 3 millones de barriles por día (en el 2015, Costa Rica importó en total unos 18,9 millones de barriles, lo que significa que la empresa podría abastecer las importaciones anuales de Costa Rica en menos de una semana).

La Contraloría General de la República alega no estar facultada para vigilar estos procesos . La División de Contratación Administrativa de esa entidad subrayó que la Ley de Contratación Administrativa excluye de los procedimientos de concurso las actividades ordinarias efectuadas mediante reglamentos autónomos o de servicio.

De Venezuela a EE. UU. El 2007 marcó un cambio en la importación de hidrocarburos de Costa Rica. Previamente, el país mantenía a Venezuela como su principal proveedor de combustibles.

En el 2005, 38,2% de estos productos procedían de la nación suramericana; en el 2006, 41,89%. Sin embargo, un año más tarde, la proporción bajó drásticamente a 0%, lo que impulsó las importaciones desde Estados Unidos.

“No fue una decisión nuestra sino de las circunstancias (…). La empresa (Petróleos de Venezuela S. A.) ya no es tan confiable y el contacto ya no es como antes. Lo más natural para Costa Rica sería comprarle a suplidores como Venezuela o Colombia, pero la empresa se volvió menos confiable. Además, en Latinoamérica ningún país tiene suficiente capacidad de refinación para suplir su demanda”, resaltó Solano.

El año pasado, el porcentaje de importaciones de hidrocarburos procedentes de EE. UU. alcanzó su cifra máxima: 98,9%.

La mayoría de compras de Recope (39% al 2015) se relacionan con el diésel de bajo contenido de azufre. La gasolina de octanaje 91 –sin plomo– ocupa 19,9%, la gasolina de octanaje 95 –sin plomo Premium– ocupa el 17,47% y el gas licuado de petróleo, 8,6%.

Desde el 2012 Valero además concentra las ventas de Gasolina Ron 91, Gasolina Ron 95 y Jet Fuel (usada en aviación).