Aumento débil en la producción no alcanzaría para combatir desempleo

Por: Patricia Leitón 17 diciembre, 2013

El 2014 será un año en el cual las tasas de interés tenderán al alza, el precio del dólar no enfrentaría grandes fluctuaciones y la inflación seguiría baja y estable.

Además, se espera que sea un año en el cual la producción crezca un poco más, pero no lo suficiente como para reducir el desempleo.

Estos son algunos rasgos esperados del 2014 que surgen de consultas a cuatro especialistas.

Los economistas consultados fueron: Max Alberto Soto, director del Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas de la Universidad de Costa Rica, Roxana Morales, coordinadora del Observatorio de la Coyuntura Económica y Social de la Universidad Nacional, Alberto Franco, socio de Ecoanálisis y Edna Camacho, miembro de la Academia de Centroamérica.

Buena parte de los resultados dependerán del nuevo Gobierno y las medidas que adopte, así como del rumbo que tome la economía internacional, donde hay esperanza de una mejora.

¿Por qué tasas más altas? Las tasas de interés probablemente aumentarán, al menos levemente, por las mayores necesidades de recursos para financiar el déficit fiscal, y la muy probable reducción de los estímulos monetarios de la Reserva Federal en Estados Unidos, comentó Alberto Franco.

“En mi criterio, la tasa básica pasiva tendrá una tendencia al alza moderada durante el 2014, entre 7,5% y 8,5%”, añadió Soto. Actualmente se ubica en 6,20%.

Expectativas para el 2014
Expectativas para el 2014

Morales prevé tasas de interés entre 7% y 8%.

El resultado final, añadió Soto, dependerá de varios factores, entre ellos: la forma en la cual el Gobierno financie el déficit fiscal, la demanda de crédito en colones del sector privado y la esterilización que el Banco Central haga de los vencimientos de los Bonos de Estabilización Monetaria emitidos en el 2012 y 2013.

Además, estará sujeto a la emisión monetaria, a la conversión a colones de los eurobonos que se emitan en el 2014, así como a la colocación que el sistema de pensiones haga en el exterior, para cumplir con la normativa de inversiones.

El Gobierno podrá financiar parte de su déficit pidiendo recursos prestados dentro del país o con deuda externa, por medio de bonos que podrá vender en el exterior.

Respecto al tipo de cambio, Camacho espera una leve devaluación.

Este año muchas personas solicitaron crédito para construir o comprar casa, como ocurrió en la Expocasa, en agosto del 2013, Si los préstamos de esos deudores tienen tasas variables deben prepararse porque con el alza en los intereses podrían enfrentar cuotas mensuales más altas. | ARCH./PABLO MONTIEL
Este año muchas personas solicitaron crédito para construir o comprar casa, como ocurrió en la Expocasa, en agosto del 2013, Si los préstamos de esos deudores tienen tasas variables deben prepararse porque con el alza en los intereses podrían enfrentar cuotas mensuales más altas. | ARCH./PABLO MONTIEL

“Es de esperar una devaluación moderada en virtud de menores entradas de capital del exterior si se reduce la liquidez mundial. Esto favorecería, sobre todo, a sectores de exportación agrícola y de servicios”, comentó Camacho.

Incluso Soto prevé que el tipo de cambio se mantenga alrededor del piso de la banda cambiaria durante el primer semestre. En el segundo, podrían darse algunas presiones a una devaluación moderada por factores como un menor flujo de capital hacia países emergentes y el endurecimiento de las condiciones de crédito internacional.

Todos los economistas consultados coinciden en que uno de los mayores retos del próximo año será buscar una solución fiscal de mediano y largo plazo.