Viceministro dice que destinará 12 plazas para acelerar investigaciones

Por: Óscar Rodríguez 8 septiembre, 2016

Las pesquisas en torno a la información revelada en la filtración conocida como los “Papeles de Panamá” siguen en una etapa preliminar en el Ministerio de Hacienda.

Fernando Rodríguez, viceministro de Egresos de esta cartera, confirmó que aún están en el proceso de investigación y que la eventual formalización de cargos tardaría meses.

“Son procesos largos y ellos (auditores tributarios) determinarán cuándo será necesario pasar de la investigación a un proceso de fiscalización ordinario”, recalcó el jerarca.

La entidad había recargado sobre un grupo de funcionarios la revisión de la información divulgada el 3 de abril anterior, por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés).

Para acelerar el proceso, Hacienda incorporará 12 nuevas plazas a la unidad denominada Proyecto Especial de Estudio de los Papeles de Panamá .

Estos especialistas analizarán los casos de costarricenses expuestos en la filtración de documentos, según Hacienda.

La filtración de 11,5 millones de documentos del bufete panameño Mossack Fonseca fue el detonante del caso “Papeles de Panamá”, donde aparecen 140 políticos y funcionarios de 50 países distintos, vinculados a sociedades offshore en 21 paraísos fiscales. En el caso de Costa Rica, hay cerca de 75.000 documentos, el 76% son correos electrónicos, aunque también aparecían imágenes, PDF, Excel y Word.

Amplio. Rodríguez confirmó que en junio anterior descargaron del sitio web de la ICIJ los datos relacionados exclusivamente sobre Costa Rica y que la información es aún más vasta a la revelada por el Semanario Universidad y Ameliarueda.com .

“La divulgación (en la prensa) tiene poca información, desde el punto de vista de investigación tributaria, y obliga a empezar la pesquisa desde cero. Este es un problema que se presenta en muchos países”, dijo el funcionario.

El jerarca de Hacienda señaló que la pesquisa es muy compleja y requiere de mucho análisis y cruce de información.

“No es posible dar datos concretos para no afectar el proceso de investigación o dar un indicio equivocado. No queremos que se piense que a alguna de las personas nombradas en los documentos se le fiscaliza; primero porque es un proceso confidencial, además por el hecho de salir ahí (los documentos) no quiere decir que alguien haya dejado de pagar”, aseguró el viceministro.

Por otra parte, en la Asamblea Legislativa se dio un plazo adicional de tres meses a la Comisión Investigadora del bufete Mossack Fonseca para entregar un informe final de la pesquisa legislativa, dijo el legislador oficialista Marco Vinicio Redondo.