Andrew Wyckoff, director de ciencia, tecnología e innovación de la agrupación, explicó que el país debe afinar visión y uso de recursos.

 20 abril

San José.

Costa Rica requiere mejoras en inversión, estrategia, articulación, recursos humanos y visión de largo plazo en innovación, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El organismo realizó una revisión de las políticas del país en innovación y presentó los resultados y las recomendaciones este jueves 20 de abril, en Casa Presidencial, con presencia de las autoridades de Gobierno.

"Hay muchas áreas donde se pueden mejorar porque la frontera tecnológica se está moviendo muy rápidamente", dijo Andrew Wyckoff, director de ciencia, tecnología e innovación de la OCDE.

El funcionario indicó que el informe tiene 150 páginas y su preparación tardó un año. Aclaró que las recomendaciones incluidas no forman parte de la ruta de adhesión que debe recorrer el país para integrarse a la OCDE pero sirve para lograr mejoras en ese camino.

Wyckoff dijo que este mismo ejercicio se ha realizado en otros países como Chile y México.

"Costa Rica tiene índices que en algunos campos, como salud y bienestar social, son superiores a otros miembros de la OCDE. Pero hay muchos retos", señaló Wyckoff.

En educación se ven grandes avances, incluso con índices mayores que el promedio de la OCDE.

Sin embargo, los resultados de las pruebas PISA muestran rezagos de Costa Rica en áreas de ciencia y matemáticas, en especial, en relación con países emergentes que se vuelven competidores tanto en mano de obra de menor costo como en talento humano para innovación.

Entre estos países competidores Wyckoff citó a Malasia y Tailandia.

Especificó que existen cinco áreas donde hay que trabajar, tales como la estrategia y los recursos a largo plazo para la innovación, a pesar de las restricciones presupuestarias.

También las empresas deben dar las pautas para la innovación, pues en este momento está muy inclinado del lado del sector público.

Sin embargo, en este sector se tiene un problema de gobernabilidad, debido a una gran fragmentación y dispersión de instituciones y programas, que crean conflictos y no permiten aprovechar mejor los escasos recursos.

Wyckoff insistió en que la innovación en el país está muy concentrada en pocas empresas que están invirtiendo en investigación y desarrollo.

Además hay una brecha entre la industria externa, especialmente la de zona franca. y la local.

La innovación es una de las claves de la competitividad para las empresas y las economías. La OCDE presentó este jueves 20 de abril su diagnóstico del país.
La innovación es una de las claves de la competitividad para las empresas y las economías. La OCDE presentó este jueves 20 de abril su diagnóstico del país.

Esta situación se revela en los índices de innovación como las patentes y certificaciones de calidad, además de las publicaciones científicas, por citar algunas.

Otra área de mejora es en el uso de los recursos públicos en innovación y lograr el balance entre sector público y privado.

"Estas situaciones existen en todo lado. La diferencia es la gestión y la forma cómo son abordados. Hay una necesidad de reducir la fragmentación", dijo Andrew Wyckoff, director de ciencia, tecnología e innovación de la OCDE.

Para la OCDE, se deben crear mecanismos e incluso mejorar el uso de recursos, la integración de los actores y la consolidación de los programas de innovación.

También se requerirá estandarizar y mejorar la información en investigación y desarrollo para saber dónde invertir.

"Se necesitan mejores datos", dijo Wyckoff.

Lo que sigue en innovación. Las autoridades gubernamentales indicaron que tanto la OCDE como el país mismo reconocen la intensa actividad y el talento local en innovación y tecnología de Costa Rica.

La expectativa es lograr mejoras en este campo.

Las autoridades destacaron los resultados y las recomendaciones de la OCDE, así como la meta de que al final de la Administración Solís se logre la revisión y recomendación en todos los diversos campos (22 en total) para la adhesión del país a la OCDE, proceso iniciado desde 2015.

Actualmente faltan 20 revisiones, pues ya se evaluaron las áreas de comercio y salud.

"La innovación nos acerca a cubrir las necesidades de grupos sociales específicos incluso", dijo la vicepresidenta Ana Helena Chacón.

Ella afirmó que tanto en el Consejo de Innovación como en otros ámbitos institucionales se está revisando y tomando en cuenta los resultados y las recomendaciones de la OCDE para alcanzar mayor competitividad y que el país se adhiera a este organismo.

Marcelo Jenkins, ministro de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones, destacó que el informe señala aspectos ya conocidos y los retos que tiene el país, cómo convertir la investigación y desarrollo que se realiza en el sector público y las universidades en valor para el sector productivo y el mismo sector institucional.

Jenkins también indicó que tenemos retos en la nueva generación de investigadores y científicos, así como en cerrar la brecha entre las firmas de zona franca y la industria local.

Agregó que ahora lo que queda es que el sector público, el sector privado y la academia analicen las políticas que se deben tener, los proyectos de ley a diseñar y las transformaciones estructurales y la arquitectura de instituciones, y cómo trabajar en forma conjunta.

"Como país tenemos grandes logros, pero la OCDE nos recalca que tenemos un gran reto en reestructurar la política de innovación y a los sectores", destacó Jenkins.

Valioso insumo. Las autoridades aclararon que el informe de innovación no es obligatorio al proceso de adhesión, pero que es un valioso insume a uno de los procesos que sí lo es: el de ciencia y tecnología.

Alexánder Mora, ministro de Comercio Exterior, manifestó que como el país se ha propuesto alcanzar estándares de calidad globales y un crecimiento sostenible ve en la OCDE un socio para lograrlo.

Agregó que esta organización cuenta con un equipo de expertos para que el país avance en ese objetivo, así como para la integración de Costa Rica, aunque –insistió– el informe no es parte del proceso de adhesión.

"Uno de los retos es enfrentar la baja productividad de Costa Rica", destacó Mora. "La innovación es la forma para revertir esa baja productividad y cerrar la diferencia entre dos sectores por sus niveles de integración y vinculación mercado global".

Mora recordó que para la adhesión se debe contar con la opinión favorable de los 22 comités especializados que se crearon con el memorándum de entendimiento y la hoja de ruta que se incluye ahí.

Ya se tiene las opiniones favorables en dos de ellos (salud y comercio exterior) y hay otros cuatro (agricultura, ciencia y tecnología, educación, y trabajo y asuntos sociales) que ya están en sus últimas etapas. "En los próximos meses se esperan las opiniones favorables", dijo el ministro de Comercio Exterior.

Las "opiniones favorables" deben ser unánimes entre los comités técnicos y los representantes de los 35 países de la OCDE.

La Administración Solís espera que al terminar su periodo se obtengan las 22 opiniones favorables. Sin embargo, Mora admitió que –debido a que hay recomendaciones que implican cambios legales– es posible que queden temas pendientes a los que deberá dar seguimiento el siguiente gobierno.

El paso final será la firma de un tratado entre el país y la OCDE, y su ratificación por parte de la Asamblea Legislativa de Costa Rica.

Nota de redactor: Información actualizada a las 3:20 p.m.