Ese país está en medio de su peor recesión desde la década de 1930

Por: Patricia Leitón 24 febrero, 2016

Río de Janeiro. Brasil.

La agencia calificadora de crédito Moody's despojó a Brasil del preciado grado de inversión.

Además de una economía deteriorada, la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, enfrenta la posibilidad de un juicio con miras a su destitución debido a supuestas maniobras contables en las que incurrió el Gobierno en 2014 y 2015 con el objetivo de maquillar los resultados fiscales.
Además de una economía deteriorada, la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, enfrenta la posibilidad de un juicio con miras a su destitución debido a supuestas maniobras contables en las que incurrió el Gobierno en 2014 y 2015 con el objetivo de maquillar los resultados fiscales.

Con el anuncio, hecho hoy miércoles 24 de febrero, Moody's fue la última de las tres principales agencias de calificación que rebaja a Brasil a categoría de bonos y deuda "basura" . Las agencias Fitch Ratings y Standard & Poor 's hicieron lo mismo en diciembre y setiembre respectivamente.

En una nota, Moody's precisó que recortó las calificaciones de Brasil en dos escalones, de Baa3 a Baa2 con perspectiva negativa.

La firma explicó que la rebaja se vio impulsada por las preocupaciones sobre un aumento de la deuda pública "en un entorno de bajo crecimiento" y una "dinámica política desafiante" en el país.

"Perspectivas de un mayor deterioro en las métricas de la deuda en un ambiente de bajo crecimiento, donde probablemente la deuda pública supere el 80% del PIB en los próximos tres años", dijo la agencia en un comunicado.

Brasil está en medio de su peor recesión desde la década de 1930. La semana pasada, el banco central publicó cifras que muestran que la economía brasileña se contrajo más de un 4% en 2015.

La agencia también cita el desafiante escenario político en el país, que al igual que durante todo el 2015 dificulta la aplicación de reformas y el ordenamiento fiscal en una economía que según analistas de mercado retrocedió un fuerte 3,8% en 2015.

El gobierno espera una contracción de la economía de 2,9% en 2016, mientras proyecciones privadas pronostican una caída de 3,4%.

El Ministerio de Hacienda dijo en un comunicado que espera que la rebaja de Moody's sea "temporal" y que las decisiones de las agencias no alteran su compromiso con realizar un ajuste fiscal que le permita estabilizar la "trayectoria de la deuda pública y la recuperación de la economía brasileña en el mediano plazo".

Moody´s, por su parte, señaló que una mejora de la nota de la deuda soberana de Brasil "es muy improbable" en el corto plazo.

Etiquetado como: