Por: Óscar Rodríguez 4 julio, 2015

¿A qué atribuye el crecimiento del 20% en el número de beneficiarios en cinco años?

Conforme aumenta el presupuesto, como ha sido en los últimos años, hay más dinero que se puede colocar.

Carlos Alvarado Q., ministro de Bienestar Social.
Carlos Alvarado Q., ministro de Bienestar Social.

”Además, si bien la pobreza por ingreso está estancada, en el orden del 20% (de los hogares), el crecimiento vegetativo de la población hace que sean más personas en pobreza. Entonces, sí hay más gente acercándose al IMAS (Instituto Mixto de Ayuda Social) y, por ende, más personas a quienes se les está ayudando”.

¿Por qué razón la Región Brunca concentra la mayoría de los beneficios otorgados?

Se debe a la situación de necesidad de la zona. En la ejecución, lo ideal es que sea un espejo de la pobreza, porque se quiere llegar en igual proporción de los beneficios. En la Huetar Caribe...

Ahí bajó.

Sí. Detectamos que hay que incrementar la inversión allí y así se hizo este año. Para este año, distribuimos el presupuesto y las metas por necesidad, para poder llegar a la mayor cantidad de personas.

¿Qué es lo que provoca que Avancemos lidere las ayudas?

Es algo masivo. Hablamos que son becas de secundaria. Los montos rondan los ¢22.500 en tercer ciclo y los ¢35.000 en cuarto ciclo. Otros beneficios, como Bienestar Familiar, alcanza los ¢75.000.

El gasto en programas sociales se estancó en el 2013 y el 2014. ¿Por qué?

La ejecución del IMAS se relaciona con el dinero disponible que tenemos al comienzo de cada año. Las fuentes de recursos son propias y de Fodesaf (Fondo de Desarrollo y Asignaciones Familiares). Entonces, si la recaudación de Fodesaf aumenta, tenemos un poco más de presupuesto.

El gasto administrativo del IMAS se redujo en los últimos años. ¿Hubo recortes?

El IMAS tiene la ventaja de que, cuando se ve que se puede hacer una eficiencia de la parte administrativa, eso nos permite pasar el dinero a la parte social y ejecutarlo.