Plazo extra permite completar requisitos y lograr la residencia definitiva en el país

Por: Marvin Barquero 19 septiembre, 2014

La Dirección General de Migración amplió de 30 a 90 días el periodo de vigencia de la visa a los nicaragüenses, con el fin de darles más tiempo para la legalización en caso de que quieran quedarse en el país.

Kathya Rodríguez, directora de Migración, explicó que esta medida se tomó en respuesta a muchas quejas en el sentido de que 30 días era poco tiempo para presentar toda la documentación requerida si se pretende lograr una condición permanente en Costa Rica.

Muchos de los nicaragüenses que ingresan con visa vienen a trabajar en el país o a quedarse porque tienen esposa, familia o un hijo, explicó Rodríguez.

Ellos deben presentar hoja de delincuencia, certificación de patronos, si van a trabajar, certificación de matrimonio o de hijos, si es un tema familiar, aparte de otros documentos, y necesitan tiempo para conseguirlos, agregó.

La presidenta de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco), Laura Bonilla, detalló que la medida responde a la apertura que hemos encontrado en Migración para colaborar con los patronos y los migrantes en los debidos procesos de regularización.

“Que los migrantes nicaragüenses dispongan de 90 días, les permitirá un plazo suficiente para cumplir los trámites migratorios de cualquier otra categoría o, en su defecto, realizar algún trabajo bajo esa condición”, dijo Bonilla.

Migración tomó diferentes medidas con el fin de mitigar el ingreso y permanencia ilegal de nicaragüenses en Costa Rica. En la imagen, la entrada de un grupo de personas por Las Tablillas, cerca de Los Chiles. | ARCHIVO/PABLO MONTIEL
Migración tomó diferentes medidas con el fin de mitigar el ingreso y permanencia ilegal de nicaragüenses en Costa Rica. En la imagen, la entrada de un grupo de personas por Las Tablillas, cerca de Los Chiles. | ARCHIVO/PABLO MONTIEL

Con peruanos. Mientras tanto, Migración reconoció que se negocia con Perú una eventual eliminación del requisito de la visa a los ciudadanos de ese país pues Costa Rica pretende aumentar el flujo de turistas y de gente de negocios.

Los ciudadanos de Perú están en la condición previa a la eliminación de la visa. Es aquella en que se permite hacer el trámite del documento en el Consulado costarricense ubicado en su país y no tener que enviar todos los papeles hasta Costa Rica, explicó Rodríguez.

Agregó que Migración mantiene una evaluación permanente de las medidas y, conforme a eso, hay medidas de flexibilidad tomadas para ciudadanos de China y Rusia, a finales del 2013.

En el caso de los chinos, estaban en el denominado cuarto grupo o de visa restringida. Eso significaba que se debía tramitar desde San José. Ahora están en el tercer grupo, lo cual les permite hacer todo el trámite en Pekín.

Los rusos ya no tienen requisito de visa para ingresar a Costa Rica.

Pablo Abarca, presidente de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), destacó la importancia de una eventual eliminación de la visa a los peruanos pues hay un alto potencial de visitantes de ese país.

Por el contrario, dijo que las medidas para China y Rusia requieren acompañarse de una fuerte promoción y cambios en leyes, para que tengan un impacto en el turismo.

Costa Rica solo podría captar un turismo de muy alto nivel de chinos y rusos, señaló. Ellos requieren, por ejemplo, una limusina, pero ese tipo de carro no se puede inscribir aquí como de servicio turístico. La ley solo permite eso con vehículos de 12 pasajeros o más, señaló.