Por: Patricia Leitón 16 abril, 2016

¿La mayor venta de títulos a las instituciones públicas, en forma directa, podría perjudicar las finanzas de la entidad y por tanto, a las personas que atiende, como pensionados, asegurados o clientes bancarios? Esto debido a que se pagan tasas menores a las del mercado, lo cual se nota si se compara la curva soberana con las tasas máximas a instituciones.

El comparar ambas curvas de una manera simple deja por fuera elementos técnicos de gran importancia, tales como que las colocaciones en forma directa no tienen costos asociados, que sí tienen los títulos de deuda estandarizada (comisiones de puesto de bolsa, de custodia y otros).

”Las colocaciones directas de Hacienda ofrecen la posibilidad de redención anticipada, sin costos adicionales, ni comisiones. (Además), las instituciones realizan inversiones de acuerdo con su flujo de caja y en diferentes fechas de vencimiento, lo cual no es posible hacer con los estandarizados.

”Una gran mayoría de estas inversiones son de cortísimo plazo, (...) por lo cual su rendimiento debería compararse con instrumentos muy líquidos, por ejemplo, las cuentas corrientes”.

Mauricio Arroyo: “Ventas directas tienen menores costos”
Mauricio Arroyo: “Ventas directas tienen menores costos”

¿Es un subsidio de las instituciones al Gobierno?

No, porque como se mencionó, además de las tasas de interés hay otros elementos de liquidez, ahorro de comisiones y calces de plazos.

¿Hasta dónde se puede incrementar la venta directa?

El mecanismo Tesoro Directo permitirá incorporar más recursos e instituciones a invertir en forma directa; muchos de estos nuevos recursos están en cuentas bancarias o en instrumentos de muy corto plazo.