Rodrigo Parot es el nuevo representante del organismo multilateral en elpaís

Por: Juan Pablo Arias 29 octubre, 2014

San José

Una cartera por $1.300 millones listos para ser desembolsados y proyectos encaminados de cooperación técnica y asesoría fiscal es la herencia que recibió Rodrigo Parot a su llegada al país hace dos meses, cuando asumió la representación local d el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Las áreas que le ocupan desde que asumió su cargo son aquellas en que las hay recursos otorgados por el organismo internacional y que permanecen sin ser ejecutados, como infraestructura, incluyendo energía y transporte. "No es de sorprender que estas áreas sigan siendo importantes", dijo este chileno quien previamente lideró la representación del BID en El Salvador.

Sobre el calendario de ejecución de los créditos en el país, Parot opina que existe espacio para que se haga de una manera más expedita, pues el país lo hace de manera lenta, pese a disponer de los recursos.

"Ciertamente hay un espacio grande para mejorar (...) estamos desembolsando alrededor de $200 millones al año. Estamos hablando de que en 6 años estaríamos desembolsando las operaciones", describió al tiempo que explicó que el banco prefiere hacerlo en un plazo de 5 años o menos.

Este lento avance, obliga a que el país asuma obligaciones para honrar los créditos sin haberlos utilizado.

A nivel regional dos proyectos del BID han avanzado: Siepac y el Corredor Pacífico

Entretanto, la Representación en Costa Rica también dirige su atención hacia temas que considera prioritarios para mejorar la competitividad del país, como la ciencia y la tecnología, y la reducción de la pobreza.

De este último tema, Parot opina que el Banco puede jugar un papel fundamental por medio de asesoría. "Podemos ayudar a erradicar la pobreza extrema; generar el registro único de beneficiarios y articular los múltiples programas que hay y mejorar los mapas y la evaluación", afirmó.

También ve prioritario el incentivo de llegada de inversión extranjera y la dirección de la educación superior hacia las ingenierías.

Déficit fiscal. Como un importante acreedor del país, el BID ha mostrado preocupación por el estado de las finanzas públicas, en especial por el tamaño del déficit fiscal.

"El área fiscal nos preocupa porque las tasas del déficit, del 6%, como las que se registran en el país son preocupantes. Nosotros tenemos expertos y formas de ayudar al país para ayudarlo a encontrar el camino", indicó Parot.

Consultado sobre la visión que tiene acerca del país, una vez que la firma calificadora de riesgo Moody's retiró su grado de inversión, el ejecutivo manifestó que se trata de una señal de alerta.

"Es una señal que se está recibiendo de los calificadores. Son indicadores que nos llaman a la preocupación y al reto (...) pensamos que nuestro apoyo puede ser muy positivo para que el país encuentre su camino", comentó.

Parot cree además que Costa Rica está todavía a tiempo para evitar una crisis de deuda.

Etiquetado como: