Emitirá decreto para bajar precio en casi 4% y acercarlo, así, al valor externo

Por: Patricia Leitón 9 enero, 2015

El Gobierno restringirá la traída de arroz más barato al país, al aumentar el impuesto a la importación del grano pilado (sin cáscara), de 35% a 62,06%.

El Ministerio de Economía consideró que esas compras externas amenazan con dañar la producción nacional de arroz.

La medida regirá durante cuatro años y, durante este periodo, la actual administración se dedicará a aumentar la productividad del sector, que tiene costos más elevados que los productores extranjeros y, por ello, el grano es más caro en el país.

La expectativa es que a medida que mejore la productividad, los precios locales bajen y se acerquen a los externos, explicó el ministro del ramo, Welmer Ramos.

Los productores confían en que eso sucederá, pero no las asociaciones de consumidores.

“Es parte de un proceso, necesitamos muchas cosas, tenemos que tratar de bajar costos”, dijo Eliécer Araya, presidente de la Corporación Arrocera Nacional.

Erick Ulate, jerarca de Consumidores de Costa Rica, considera que en un mercado protegido no hay verdaderos estímulos para bajar costos.

Para dar un primer paso, el Ministerio de Economía anunció un decreto que bajaría en 4% el precio local al consumidor, con lo cual se acercaría, un poco, al precio externo, que es cerca de un 20% más barato, según Araya.

Con esa rebaja, la presentación de dos kilos de la calidad 80% grano entero y 20% quebrado pasaría de ¢1.314 a ¢1.262.

El 20% de hogares más pobres dedica el 5% de sus gastos totales a la compra de arroz, mientras que el 20% más adinerado solo un 0,3%. | ALBERT MARÍN
El 20% de hogares más pobres dedica el 5% de sus gastos totales a la compra de arroz, mientras que el 20% más adinerado solo un 0,3%. | ALBERT MARÍN

Ramos anunció un tercer decreto, el cual sustituye a otro de la administración anterior que liberalizaba los precios del grano, a partir del 1.° de mayo próximo.

¿Por qué el precio bajaría si el arancel sube? El Ministerio de Economía tiene la posibilidad de bajar el precio porque el arroz, al cual se le aumenta el arancel es al pilado, que se importa de países que no son Estados Unidos.

No obstante, en Costa Rica se puede traer arroz en granza sin aranceles de Estados Unidos bajo el Tratado de Libre Comercio, pero solo lo pueden hacer los industriales que compran al productor local y, con base, en dicha adquisición se les asigna una cuota.

Ese grano importado más barato y sin arancel se incluye en el precio “mix” que se usa para definir el valor al consumidor local.

¿Quién suplirá lo importado? Otra duda de la medida es quién cubrirá la porción de arroz que traen ahora los importadores.

En el país se consumen cerca de 360.000 toneladas de arroz, de las cuales unas 60.000 son importadas como arroz pilado.

Eduardo Rojas, presidente de la Asociación Nacional de Industriales del Arroz, considera que el inventario actual alcanza para cubrir cinco meses de consumo y, si hiciera falta, se podría aplicar el mecanismo de desabasto, que permite a los industriales traer arroz en granza importado con cero arancel.

Rojas reconoció que los importadores le habían quitado una porción del mercado a los industriales, que ahora recuperarían.

El arroz es el único alimento que se mantiene con precios fijados por ley en el país y eso causó roces con países exportadores del cereal, en el seno de la Organización Mundial del Comercio, pues se argumenta que ese mecanismo significa el traslado de un subsidio millonario del consumidor el productor.

De acuerdo con Ramos, este problema se evitará en el nuevo decreto, porque en lugar de decir que se fija el precio al productor se hablará, más bien, de un precio de referencia.

La Asociación de Consumidores Libres, Consumidores de Costa Rica y el importador Juan Carlos Sandoval, gerente de la Maquila Lama, anunciaron que impugnarán la decisión.

Etiquetado como: