Integrado comité ministerial a cargo del proceso para integrar esa corporación

 4 julio, 2014

El Gobierno aspira a que la inversión en el proceso para ser parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) culmine con el ingreso del país a esta entidad, que, se espera, contribuya a una mayor eficiencia del aparato estatal costarricense.

Para lograrlo, la actual administración impulsará cambios en el rumbo hacia la adhesión, iniciando por la creación del Comité Ejecutivo Interministerial OCDE, encargado de coordinar las decisiones.

Además, impulsará una mayor participación de la sociedad civil, anunció ayer Alexánder Mora, ministro de Comercio Exterior (Comex), quien asumirá como secretario técnico de la nueva entidad.

Esto implicará que, en el futuro, el país impulse la inclusión de representantes sindicales y empresariales en eventos de la OCDE.

“La hipótesis de este gobierno es que, si seguimos los principios que fundan la OCDE, esta se puede convertir en el instrumento que facilite la evolución del Estado costarricense a los niveles de eficiencia que demanda la sociedad, pero con gran participación ciudadana”, explicó Mora, al resaltar que “este es el golpe de timón que quiere dar el presidente (Luis Guillermo Solís) en el proceso por seguir”.

Alexánder Mora, ministro de Comercio Exterior (izq.), y William Daverns, secretario general adjunto de la OCDE, explicaron que en el 2015 culminaría el proceso tras el cual el país sería invitado al organismo. | LUIS NAVARRO.
Alexánder Mora, ministro de Comercio Exterior (izq.), y William Daverns, secretario general adjunto de la OCDE, explicaron que en el 2015 culminaría el proceso tras el cual el país sería invitado al organismo. | LUIS NAVARRO.

El Comité, integrado junto al Comex por los ministerios de la Presidencia, de Hacienda, Planificación y Relaciones Exteriores, sesionó ayer por primera vez.

En la cita estuvo presente el estadounidense William Daverns, secretario general adjunto de la OCDE, quien está de visita en el país.

Daverns resaltó que, de llegar a ser miembro de esa organización, Costa Rica podría gozar de un brazo asesor de alto nivel.

“En la OCDE tenemos a unas 2.000 personas con alta capacidad de ayuda técnica, expertos en muy diversos temas, como banca, transporte, impuestos, temas de género. Podemos ayudar con eso”, comentó el representante.

¿Qué sigue? La OCDE, con sede en París, está formada por 34 naciones con elevados estándares en indicadores sociales y económicos.

Costa Rica inició en el 2010 la exploración sobre los requisitos para entrar al grupo y en el 2012 formalizó su interés de ser parte.

El año pasado, la OCDE confirmó que podría invitar al país a adherirse, una vez que cumpla con la preparación de planes de acción en política pública sobre 11 áreas de trabajo que deben estar listos en el primer semestre del 2015.

A la fecha, existen tres de esos temas en fase de ejecución: gobernanza pública; habilidades más allá de la escuela, y políticas de competencia.

Todos los demás, entre los cuales figuran apertura de mercados y políticas sobre agricultura, tienen pendiente su inicio.