Por: Óscar Rodríguez 9 febrero

San José.

Gabriel Torres, analista senior de Moody's, confirmó que la agencia no ve indicios de un acuerdo político para reducir el déficit fiscal y la deuda pública.
Gabriel Torres, analista senior de Moody's, confirmó que la agencia no ve indicios de un acuerdo político para reducir el déficit fiscal y la deuda pública.

Gabriel Torres, analista senior de Moody’s, confirmó a La Nación que la principal razón de la degradación de la calificación de riesgo de Costa Rica es el aumento constante de la deuda pública del país.

La agencia degradó este jueves 9 de febrero la nota de calificación de riesgo de Costa Rica de Ba1 a Ba2 con perspectiva negativa, esto significa que los bonos de Costa Rica en el extranjero son catalogados como especulativos.

El especialista reconoció que la calificadora no ve que se logre un acuerdo político para reducir el déficit fiscal

-¿Por qué degradaron la calificación de Costa Rica?

-El facto principal es que la deuda sigue aumentando y está empezando a ser mayor que la deuda de países que tienen una calificación similar, así que es una presión fuerte.

"Luego mantuvimos la perspectiva negativa porque no vemos acuerdo político en el país para reducir el déficit, por lo menos para reducir el déficit a niveles en que la deuda deje de aumentar. Esos son los dos grandes factores".

-¿La agencia no ve ninguna mejora en el país?

-El Gobierno ha pasado cierta legislación y busca. El problema es que la medida es que el déficit siga aumentando, lo que tenemos que ver es que el déficit baje a por lo menos en un 2,5% del PIB. Más o menos con ese nivel se establecería la deuda. No vemos evidencia que suceda.

-¿Ven condiciones políticas para un acuerdo que logre nuevos ingresos al Gobierno?

-Nos vamos fuertemente en el resultado. El resultado es que no se logró ese acuerdo (político), ya hace varios años que se busca un acuerdo. Por los motivos que sean el acuerdo no llega, ahí nosotros no juzgamos; pero el déficit aumenta y la deuda sigue creciendo y la presión sobre Costa Rica crece.

"No es de esta administración, no es de este Gobierno. Recordemos que el Gobierno de Chinchilla también tuvo este problema. Habrá un Gobierno nuevo el año que viene y si sigue así el problema cubrirá tres diferentes administraciones. No nos estamos limitando a este Gobierno.

"Por el momento, no vemos un indicio que haya un interés político en reducir el déficit".

-Una de las observaciones de Moody’s es que el pago de intereses de la deuda significará casi un 20% de los ingresos del Gobierno. ¿Se considera alto?

-Es bastante alto.

-¿Cuál es la lectura de que un país pequeño no logre, por casi una década, tomar una decisión fiscal?

-Diría que el principal problema es la situación en la cual se encuentra el país. Costa Rica tenía una deuda del 25% del PIB en el 2008 y empezó a subir. Desde entonces no ha dejado de subir todos los años.

"Si Costa Rica llega a un acuerdo para reducir el déficit, digamos en dos años, la deuda será de 55% del PIB. Terminará con una deuda de 30 puntos porcentuales más, es decir, cuanto más antes se haga (la reforma fiscal) menor será la deuda que se deje.

"Conforme pasan los años aumenta la deuda de Costa Rica. Ese es un problema crediticio importante".

-¿Por qué es un problema crediticio?

-Porque cuánta más deuda se tiene más impacta la capacidad de pago. En sentido de que ya el país se acerca a que el 20% de los ingresos sean para pagar intereses. De cada ¢5 que se reciben de ingreso ¢1 va a intereses. Eso es mucho.

-¿Para Costa Rica una deuda de casi el 50% del PIB es una dificultad significativa?

-Sí claramente. Diría que es la razón principal por la cual se bajó la calificación, por el aumento de la deuda pública.

Un 50% de deuda (como porcentaje) PIB para Costa Rica es mucho.

"Comparado con países que tienen la misma calificación, la deuda de Costa Rica está aumentando a velocidades más altas. Nuestra calificación siempre es comparativa. Entonces esto es malo para la nota de Costa Rica".

Etiquetado como: