12 abril, 2014

Washington. EFE. Los ministros de Economía del G-20, del que también es parte Estados Unidos, dieron ayer un ultimátum a Washington para que ratifique la reforma del FMI, tras cuatro años de retrasos y amenazaron con buscar alternativas si no hay avances este año.

“Estamos profundamente decepcionados con el continuo retraso en las reformas del sistema de cuotas y gobierno del FMI acordadas en el 2010”, dijo el Grupo de los 20 (G-20) en el comunicado emitido, tras su reunión en Washington.

La cita del Grupo de los 20 (G-20) terminó ayer, en Washington. | AFP
La cita del Grupo de los 20 (G-20) terminó ayer, en Washington. | AFP

El Grupo destacó que la implementación de las citadas reformas sigue siendo prioritaria e instó a Estados Unidos, el principal accionista del Fondo, con algo más del 17% del voto y capacidad de veto, a ratificarlas “lo antes posible” .

El G-20 se comprometió a respaldar un FMI “fuerte”, que cuente con los recursos “adecuados” .

“Si las reformas del 2010 no se ratifican para finales de año, pediremos al FMI que desarrolle opciones para los próximos pasos y trabajaremos con el IMFC (principal órgano de gobierno del Fondo) para poner en agenda una discusión sobre esas opciones” .

Las reformas, que incluyen un mayor peso de los mercados emergentes en la estructura del Fondo y la dotación de fondos adicionales por parte de los países miembros, recibieron un rotundo respaldo inicial de EE.UU., en el 2010.

La implementación se ha prolongado debido a la inacción del Congreso estadounidense, que necesita ratificar las reformas.

Los senadores demócratas, con mayoría en el Senado estadounidense, abandonaron el mes pasado su plan para incluir las reformas en el paquete de ayuda a Ucrania, después de que los republicanos, en la Cámara de Representantes, se negasen a considerar el asunto.

El programa de cambios en la estructura del Fondo se aprobó en el 2010 y el objetivo era que su implementación se completara en 2012.

Joe Hockey, secretario del Tesoro de Australia, presidente de turno del G-20, dijo esta semana en Washington que las demoras han causado “un daño considerable” a la imagen de Estados Unidos y no benefician a nadie.

Según las reformas, la cuota de EE.UU. en el Fondo se reduciría ligeramente, desde el 17,69% actual hasta el 17,40%.

Etiquetado como: