Por: Óscar Rodríguez 15 noviembre, 2013

Leonardo Garnier, ministro de Educación Pública.
Leonardo Garnier, ministro de Educación Pública.

El 60% de los trabajadores no tiene secundaria. ¿Por qué?

La cobertura en secundaria cayó a partir de 1979 y hasta 1985. Luego se quedó estancada hasta 1999, lo que explica la generación perdida de costarricenses que hoy no cuenta con una educación secundaria completa. Esto se empezó a corregir a partir de 1999 y en los últimos años ha seguido aumentando a un buen ritmo.

”Es consecuencia del impacto de haber recortado la inversión en educación a partir de 1979. Algo que hay que resaltar hoy, cuando algunos hablan de que estamos invirtiendo demasiado en educación: es urgente seguir elevando esta inversión hasta el 8% de la producción, para completar la cobertura en preescolar y en secundaria”.

¿Qué se ha hecho para frenar la deserción?

La tasa de deserción ha bajado de 13,2% a 10,7% en los últimos siete años. La cobertura neta en secundaria aumentó de 61,6%, en el 2003, a 74,6%, en el 2013. La cobertura bruta en educación diversificada aumentó de 58,6% a 92,7%. Es un cambio realmente notable el que se ha dado en la última década, complementado con mejoras significativas en la relevancia de la educación académica y técnica.

Según el Estado de la Nación, es un mito que Costa Rica tiene una población altamente educada y calificada.

Costa Rica tiene uno de los niveles educativos más altos de América Latina, apenas por debajo de Chile, según las pruebas PISA. Sin embargo, esto no es suficiente: estamos muy por detrás de los países que tienen los mejores sistemas educativos del mundo.

”Una transformación radical de la educación técnica y el aumento del número de colegios técnicos, incluyendo nocturnos, son ejemplos de lo que el país está haciendo para superar ese problema que se arrastra del pasado”.