Por: Óscar Rodríguez 5 mayo, 2015
Elian Villegas, nuevo presidente ejecutivo del INS.
Elian Villegas, nuevo presidente ejecutivo del INS.

El Instituto Nacional de Seguros (INS) pondrá en marcha, en los próximos días, un plan estratégico institucional en el que uno de sus objetivos será impulsar la inversión de la obra pública en el país.

Elian Villegas Valverde, quien era directivo, es ahora el presidente ejecutivo y dirigirá la nueva estrategia. El primer paso se dará con una inversión por $25 millones en San José.

Villegas conversó ayer con La Nación y detalló algunos de los cambios competitivos, así como de la renegociación de la convención colectiva de la entidad.

¿Continuará con el proceso de cambio en el INS?

La idea es darle seguimiento al plan estratégico institucional, que fue aprobado por la Junta Directiva hace dos semanas. En este momento se está por llevar a aprobación las acciones concretas y la estrategia de inversiones.

¿En qué consiste ese plan?

Se hizo para un periodo de tres años, para no dejar a la próxima administración amarrada. Viene a fortalecer la posición del INS en algunas líneas de seguros y elementos que son necesarios fortalecer, debido a la competencia.

¿Cuál será la prioridad?

Que el INS asuma un papel protagónico en obra pública. El Instituto tiene el puesto de bolsa más capitalizado del país, una sociedad de fondos de inversión y una subgerencia financiera que nos permite una administración de inversiones, para impulsar la obra pública.

”La idea es estructurar proyectos y colocar esos proyectos. El INS participaría si hay una relación adecuada a las necesidades de la institución”.

¿Saldrán al mercado con un proyecto de titulación de obra pública?

¡Ya casi vamos! Tenemos en ruta un proyecto de $25 millones para presentar este mes ante la Superintendencia General de Valores (Sugeval) y la Contraloría General de la República .

”Es de gran beneficio para la ciudad de San José. Puedo decirle que sería muy visible, tanto al norte como al sur de San José”.

¿Por qué el INS debe impulsar la obra pública?

El INS es el inversionista institucional más importante de este país, con $2.300 millones. Es una cartera importante, no quiere decir que la tomaremos toda, pero nos da el músculo para empujar inversiones importantes.

Desde la apertura, el INS pierde cuota de mercado pese a que crece. ¿Le preocupa?

Por supuesto que es un tema que preocupa (...). Es importante mantener una cuota de mercado y captar una porción mayor del crecimiento, pero debe hacerse de una forma racional, para no incurrir en problemas de pérdidas.

¿Qué harán con los seguros de vida y salud, donde la competencia es más fuerte?

Se han implementado acciones que tienen que ver con reestructuración de pólizas. También que nos ubiquen en pólizas colectivas, porque estábamos perdiendo mercado.

El presidente Luis Guillermo Solís habló sobre revisión de las convenciones colectivas durante el discurso en el Congreso. ¿Se va a renegociar en el INS?

Tenemos que renegociar con el sindicato este tema. Es bastante delicado. Lo vamos a ver con el cuidado que amerita. Conversaremos con el sindicato y veremos a qué términos podremos llegar.

Su antecesor, Sergio Alfaro, intentó instaurar el salario global, pero no fue posible. José Luis Soto, secretario de Upins (sindicato), llevó una propuesta al sindicato que fue rechazada. ¿Es posible negociar cuando una de las partes quiere que todo siga igual?

Siempre es posible negociar. Upins tiene una apertura a la negociación. Conversaremos con ellos. No nos podemos cansar de negociar. Es la única opción.

¿Tiene alguna propuesta para la negociación?

En este momento sé que hay una comisión bipartita. Durante esta semana conoceré a fondo las propuestas que hay ahí. Aún no las conozco porque el tema no había llegado a Junta Directiva.

”Hoy (ayer) conversé con José Luis. Pasó por aquí y hablé con él sobre la necesidad de dialogar, porque, si no conversamos, no hay forma de salir adelante”.

¿Es la convención una carga financiera pesada?

En términos financieros…, pues sí es una carga que está ahí en el costo de la planilla. Pero hay que ver todos los gastos del Instituto, no hay que cargar la mano demasiado del lado de la convención. Veremos la rentabilidad del Instituto para ver si es una carga pesada o no (la convención). De momento, sí le puedo decir que es un costo importante.