9 marzo, 2015

Quito. EFE. El Gobierno de Ecuador anunció el sábado la fijación de una salvaguardia general arancelaria (derecho aduanero) a las importaciones de 2.800 productos, por un lapso de 15 meses, con el objetivo de proteger su balanza de pagos.

Además, el Ejecutivo ecuatoriano ratificó la eliminación de unas salvaguardias impuestas a Colombia y Perú desde principios de año, asumidas entonces para contrarrestar el efecto en la economía nacional de las devaluaciones monetarias operadas en esos países vecinos.

El ministro de Comercio Exterior, Diego Aulestia, indicó en rueda de prensa que tanto la salvaguardia general como la eliminación de las fijadas a Colombia y Perú entrarán en vigor desde el próximo miércoles.

Se trata, dijo, de una sustitución de la salvaguardia fijada a los dos socios andinos por otra de tipo general, para todo el mundo, que afectará a unos 2.800 productos, lo que supone entre el 32% y 33% del total de compras del exterior.

Aseguró que el Gobierno se ha visto en la necesidad de tomar estas decisiones por el “difícil” entorno que afronta la economía nacional, completamente dolarizada desde el año 2000 y golpeada por la caída drástica del precio del petróleo, el principal producto de exportación del país, así como por la apreciación del dólar.

Precisó que la salvaguardia general por balanza de pagos, que es “completamente compatible” con la normativa de la Organización Mundial de Comercio (OMC), excluirá las medicinas, materias primas y bienes de capital esenciales, los bienes de consumo.

La salvaguardia general implica una sobretasa arancelaria del 5% para bienes de capital y materias primas “no esenciales”, del 15% a bienes de “sensibilidad media” para el aparato productivo nacional y del 25% a neumáticos, cerámica, partes de televisores y motocicletas.

También incluye una sobretasa del 45% para importaciones de consumo final como televisores y motocicletas.

Costa Rica exporta a Ecuador varios productos, entre ellos llantas, de acuerdo con la página web de la Promotora del Comercio Exterior (Procomer), por lo que podría ser un sector afectado por la medida.

Aulestia dijo que el objetivo es “minimizar el impacto sobre el aparato productivo nacional” y destacó que la aplicación de la medida surgió tras un “diálogo fecundo, franco y abierto” con las cámaras empresariales.

“De hecho, cerca del 68% de las importaciones no están consideradas dentro de esta medida de salvaguardia arancelaria de balanza de pagos”, remarcó.

El ministro señaló que “el universo sobre el cual impacta la medida de salvaguardia es un monto cercano a los $8.500 millones” en importaciones, por lo que se aspira a disminuir este rubro en el rango de los $2.200 millones.

Por otra parte, Aulestia explicó que Ecuador presentará la medida ante la Comunidad Andina y la OMC como “necesaria”, porque el país “afronta una situación externa difícil” para este año.

Recordó que la OMC aún no se ha pronunciado sobre la medida aplicada por Ecuador, aunque dijo el país tiene un mes para comunicar su decisión.