12 enero, 2015

Caracas. EFE. El precio del crudo venezolano perdió $4,61 por barril y cerró el viernes en $42,44 dólares, frente a los $47,05 de la semana anterior, informó el Ministerio de Petróleo a través de un comunicado.

“Las señales de un mercado bien abastecido, indicadores económicos débiles en Europa y un fortalecimiento del dólar frente a otras divisas ejercieron presión sobre los precios petroleros durante la semana” , indicó el Ministerio en su informe sobre la evolución de los precios de la semana del 5 al 9 de enero.

La curva de descenso del petróleo venezolano comenzó el pasado 12 de setiembre, cuando el crudo caribeño se cotizó a $90,19 y ha venido cayendo, sumando una perdida de $47,75 desde entonces.

Caída general. El resto de los precios de crudos facilitados por el Ministerio del ramo venezolano también registró caídas al 9 de enero frente a la media de la semana anterior.

El precio de la cesta de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) , de la que Venezuela es miembro fundador, fue el que más sufrió con una pérdida de $6,61 por barril.

Según los datos facilitados por la fuente oficial venezolana, pasó de $54,23 a $47,62 el barril.

El Brent también retrocedió al terminar en $52,55 frente a los $58 de siete días antes, en tanto que el Intermedio de Texas (WTI) en Estados Unidos cayó al pasar de $53,72 a $49,62.

Venezuela, quinto exportador mundial de crudo, vende alrededor de 2,5 millones de barriles de petróleo diarios, en su mayor parte a Estados Unidos y China.

El petróleo proporciona más del 90% de las divisas que recibe Venezuela y la mitad de los ingresos del presupuesto nacional, calculado sobre un precio de barril de $60.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha comentado en más de una ocasión que, en su opinión, el precio del crudo debe de rondar los $100 por barril.

La caída continuada ha generado la reducción de al menos el 35% de los ingresos en divisas del país, motivo por el que el jefe del Ejecutivo ordenó, hace unas semanas, recortes de todos los gastos públicos.

La situación provocó que la visita de Maduro a Irán, el sábado, desembocase en una declaración de los dos países que prometieron trabajar juntos para estabilizar los precios. El presidente de Irán, Hasan Ruhani, llamó a los miembros de la OPEP a “neutralizar los ataques que ciertas potencias lanzan contra la OPEP y ayudar a que el precio del petróleo se estabilice en un nivel aceptable” .

La búsqueda de ayuda llevó a Maduro a visitar ayer Arabia Saudí, desde donde partirá hacia Argelia. Mientras Arabia Saudí sostiene que es económicamente sólida para soportar la caída de los precios del crudo, los presupuestos públicos de Venezuela e Irán están bajo fuerte presión.