Por: Óscar Rodríguez 12 noviembre, 2013

La rehabilitación del tramo Cañas-Liberia es uno de los proyectos del Programa de Infraestructura Vial, por $300 millones. | ARCHIVO/MAYELA LÓPEZ
La rehabilitación del tramo Cañas-Liberia es uno de los proyectos del Programa de Infraestructura Vial, por $300 millones. | ARCHIVO/MAYELA LÓPEZ

Desde hace tres años, Costa Rica tiene aprobados $412,4 millones de créditos externos para arreglo de carreteras. Sin embargo, hasta el 31 de agosto anterior, solo había usado el 25% del dinero, según datos del Ministerio de Hacienda.

Estos recursos son parte de tres proyectos: el Programa de Infraestructura Vial I para rehabilitar vías nacionales, el plan para la Red Vial Cantonal y, el proyecto Corredor Norte (Bajos de Chilamate-Vuelta Kooper).

A esas iniciativas se une la reciente solicitud al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para un crédito por $450 millones para la mejora de vías hacia los puestos fronterizos de Peñas Blancas y Paso Canoas, así como la construcción de un nuevo rompeolas en puerto Caldera y la ampliación de terminales de muelles en el golfo de Nicoya.

Pedro Castro, ministro de Obras Públicas y Transportes (MOPT), aseguró que el proyecto del Corredor Norte comenzó a avanzar este año luego de finalizados los procesos de expropiación y los permisos para la corta de árboles.

“En el último año hemos tramitado contrataciones muy importantes y empezado otras obras por cerca de $500 millones, solamente en términos de carreteras. Se han hecho más de 100 licitaciones que tienen un protocolo de formalización muy elaborado”, aseguró el jerarca.

Sin embargo, para el nuevo préstamo –aún en trámite– se prevé la contratación de especialistas en contratación administrativa, con el propósito de reforzar y dar flexibilidad a la unidad ejecutora del crédito.

El vicepresidente Luis Liberman espera que así la ejecución sea más rápida en comparación con experiencias previas: los créditos para vías cantonales y nacionales.

“Creo que la preparación de los proyectos y la formulación de los carteles de licitación debería ser más expedita”, dijo.