Guatemala y Honduras pusieron en marcha territorio aduanero común

Por: Marvin Barquero 21 agosto

Costa Rica estima que una unión aduanera centroamericana con reglas definidas y con sistemas totalmente armonizados no se dará sino hasta entre el 2023 y el 2025.

Así lo dejó claro el ministro de Comercio Exterior (Comex), Alexánder Mora, pese a que Guatemala y Honduras ya pusieron en marcha un plan para tener un territorio aduanero común, desde finales de junio de este año.

Además, El Salvador y Nicaragua se unieron como observadores interesados a una cita de alto nivel de ministros, viceministros y otros funcionarios con Guatemala y Honduras, el pasado 25 de julio.

Región va a diferente velocidad
Región va a diferente velocidad

El encuentro se realizó con el nuevo secretario general de la Secretaría de la Integración Económica Centroamericana (Sieca), el hondureño Melvin Redondo, en la sede de ese organismo, en Guatemala.

Mario Montero, vicepresidente ejecutivo de la Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria (Cacia), recordó que ese gremio siempre ha impulsado y propuesto avanzar más rápido hacia la integración regional, pero coincidió con el ministro Mora en que se necesitan todavía muchas cosas.

La industria alimentaria costarricense exporta 47% del total de sus ventas al extranjero a los países centroamericanos; es la región que más adquiere ese tipo de bienes de Costa Rica.

Mientras tanto, Redondo resaltó que en el territorio libre aduanero de Guatemala y Honduras hay libre movilidad de mercancías y de personas.

No obstante, se mantienen excepciones en el trasiego de productos, para las cuales se utiliza el esquema que usan los países de la región, explicó en una respuesta por correo electrónico.

Necesidades. El ministro Mora detalló que en la hoja de ruta hacia la unión aduanera regional se puso como meta el periodo del 2013 al 2025 porque a todos los países les faltan cosas.

En el caso de Costa Rica señaló diferentes aspectos partiendo de la modernización de los pasos fronterizos terrestres (Peñas Blancas, Tablillas, Paso Canoas y Sixaola), un proyecto que se va a iniciar financiado con un empréstito el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Según Mora, el camino hacia la unión aduanera requiere también de tecnología en esos puestos, integración y armonización de los sistemas de cómputo y de poner en marcha la gestión integrada de fronteras basada en facilitación del comercio y la inspección fiscal.

Por ejemplo, dijo Mora, si un contenedor entra por una aduana de Guatemala y trae la mitad de la mercancía para Costa Rica, ese puesto debería cobrar los impuestos y que 50% se refleje en Guatemala y el resto, de inmediato, en el Ministerio de Hacienda de Costa Rica. Los puestos ticos deben hacer lo mismo.

En tanto, Montero advirtió de las necesidades de un marco regulatorio totalmente armonizado (reglamentos técnicos, reglas de calidad, el reconocimiento mutuo de los estándares de cada país y otros aspectos).

Beneficios. Redondo informó de que el tránsito de mercancías entre Guatemala y Honduras se maneja con la Factura y Declaración Única Centroamericana (Fyduca) y en un solo puesto fronterizo, lo cual agiliza el paso entre los países.

La migración de personas también se unifica en un solo puesto mediante la integración de las autoridades migratorias.

Además, los choferes realizan un trámite previo de migración para un paso rápido cuando lleguen a las fronteras.