El Comex dice que se mantiene la situación desde hace algunos meses: informar al presidente de la situación de ese grupo

Por: Marvin Barquero 7 abril

San José.

El Gobierno mantiene congelado el inicio del eventual proceso de adhesión de Costa Rica a la Alianza del Pacífico (AP), un bloque integrado por México, Colombia, Perú y Chile, pese a que algunas cámaras del sector privado consideran que la solicitud de negociaciones se debe hacer lo más pronto posible.

"En este momento estamos en la misma situación que estábamos hace algunos meses. El presidente nos pide información, nosotros lo mantenemos actualizado del estado de situación geopolítico y geoeconómico a nivel global y con ese esquema el presidente tendrá que estar pendiente del asunto, para valorar en qué momento corresponde tomar una decisión", dijo el ministro interino de Comercio Exterior (Comex), Jhon Fonseca.

Pero los dirigentes de las cámaras de Exportadores de Costa Rica (Cadexco) y de Industrias de Costa Rica (CICR) coincidieron en que el proceso de negociaciones para el ingreso de Costa Rica al grupo se debe iniciar lo más pronto posible.

Afirmaron, por separado, que el contexto internacional obliga aún más a comenzar la integración con la AP.

Incluso, algunas cámaras enviaron una carta al presidente de la República, Luis Guillermo Solís, el 16 de marzo pasado, en la cual solicitaron un espacio para explicar su posición, pero afirmaron que no han recibido respuesta.

"Efectivamente, el proceso de incorporación está paralizado, congelado, y eso lo lamentamos", comentó el director ejecutivo de la Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR), Francisco Gamboa.

Uno de los campos en los cuales trabajan en conjunto los países de la Alianza del Pacífico y que es de interés para los empresarios de Costa Rica es la facilitación del comercio.
Uno de los campos en los cuales trabajan en conjunto los países de la Alianza del Pacífico y que es de interés para los empresarios de Costa Rica es la facilitación del comercio.

Por su parte, Laura Bonilla, presidenta de Cadexco, recordó que ese gremio está de acuerdo con el ingreso a ese grupo de naciones, pero advirtió de que es importante que este proceso de negociación respete los tratados bilaterales, ya firmados con los cuatro países miembros de la Alianza.

Asimismo, considera necesario que se le brinde al sector privado el espacio necesario en la negociación, y que se atiendan las sensibilidades existentes para algunos subsectores.

Tres años. Costa Rica firmó formalmente la carta donde mostraba su interés de ingresar a la AP a inicios de febrero del 2014, cuando estaba por concluir el gobierno de la presidenta Laura Chinchilla.

Pero al ingresar la administración del presidente Luis Guillermo Solís, se decidió atender inquietudes de algunos sectores, especialmente agrícolas, que se agruparon en la Alianza Nacional Agropecuaria (ANA). Esto frenó la petición que debe hacer Costa Rica para iniciar las negociaciones para la adhesión.

La ANA exige que se respete lo pactado en los Tratados de Libre Comercio (TLC) bilaterales que Costa Rica tiene vigentes con México, Colombia, Perú y Chile y advierte de que el ingreso a la Alianza implica incrementar la apertura comercial, cuando se realice la negociación multilateral.

La AP pretende que más del 90% de los productos queden en una situación de libre comercio, mientras que los sectores agropecuarios aseguran que algunos bienes "sensibles" o con "problemas" fueron excluidos de los tratados bilaterales. La entrada a la AP obligaría a incluir estos productos en la liberalización.

Francisco Gamboa reconoció que al no estar en la AP, Costa Rica se pierde de avanzar cojuntamente con los miembros de la Alianza en aspectos de facilitación de comercio, promoción de exportaciones conjuntas y de otro intercambio de buenas prácticas en materia comercial que tienen estos países.

Según la CICR no debe abrirse "cualquier negociación", sino una que se caracterice por ser participativa, transparente y respetar las sensibilidades de los sectores productivos que, de una u otra forma, si fueron atendidos debidamente en los TLC bilaterales.

Bonilla, por su parte, advirtió que la actual coyuntura internacional obliga a diversificar aún más los mercados, además de que la Alianza promueve la armonización de las barreras no arancelarias y la acumulación de origen, así como la promoción conjunta de la atracción de inversión extranjera en los países que la conforman.

"Para Costa Rica esta es una excelente oportunidad para profundizar su relación con cuatro de las economías más dinámicas de América Latina", enfatizó Bonilla.

En tanto, el viceministro Fonseca reconoció que en la última reunión de la AP Costa Rica no estuvo presente, pues fue convocada solo para los miembros del grupo. Agregó que Costa Rica está anuente a asistir cuando se le invita, pues "es importante mantenernos informados, estar al tanto de qué está pasando, de cómo se está moviendo el asunto".